Acción directa contra el sobrepeso y la obesidad infantil

Según el estudio ENKID, un trabajo realizado aleatoriamente sobre una muestra de la población española de 2 a 24 años, revela un exceso de peso en el 26% de nuestros niños y jóvenes. Uno de cada cuatro jóvenes españoles tiene un exceso de grasa o está en riesgo de tenerlo. El sobrepeso se ha triplicado en los últimos 20 años.

La obesidad durante la infancia y la adolescencia es el resultado de factores genéticos, psicológicos, ambientales y socioeconómicos. Menos del 5% de los casos de obesidad infantil se deben a enfermedades genéticas y/o endocrinometabólicas heredadas de los padres.

Los niños españoles pasan, de promedio, dos horas y media diarias delante del televisor y 30 minutos másjugando con videojuegos o conectados a Internet. Resulta frecuente ver jóvenes sentados horas y horas delante de la computadora mientras ingieren abundantes cantidades de golosinas, aperitivos o comida “basura”.

Los niños con obesidad nutricional tienen una talla alta. Si les practicamos una radiografía de muñeca para ver su maduración ósea comprobaremos que su edad ósea está por encima de su edad real. Su cuerpo va creciendo a mayor ritmo que el de otros de su misma edad. Est@s niñ@s suelen presentar una pubertad anticipada que explica, por ejemplo, por que las niñas gorditas tienen su primera menstruación antes que las demás.

Accion_directa_contra_sobrepeso_1

L@s niñ@s con obesidad por herencia o problemas endocrino-metabólicos (obesidad endógena) suelen tener tallas bajas y maduración ósea retardada.

Es difícil decir de forma delicada que las lorzas son cojines de grasa. Que las carnes no están apretadas sino recubiertas de un sebo que también envuelve su corazón o su hígado y que el niñito “hermosote” de hoy puede convertirse en un obeso con una vida difícil.

Debemos realizar diagnósticos objetivos y calcular el índice de masa corporal mediante una fórmula valorando dos variables: la edad y el sexo.

En edades inferiores a los 6 años la aplicación del IMC debe  contar con importantes salvedades. Algunas familias pueden preocuparse al ver que su niñ@ está demasiado gordit@ sin  embargo, dado el patrón de crecimiento tan alto que existe en los primeros años de vida esa aparente obesidad constituye una reserva de partida para “estirones” espectaculares. Lo que constituye un dato objetivo de obesidad a partir de los 6 años y, sobre todo, a partir de los 8 años no tiene el mismo significado
en edades inferiores.

Accion_directa_contra_sobrepeso_2
Primeras medidas preventivas

• Revalorizar la importancia del desayuno: debe aportar el 25% de la ración diaria en cuanto a calorías.

• Procurar una regularidad en los horarios de comidas: favorece el desarrollo del reflejo “apetito-saciedad”, para conseguir una buena conducta dietética. Aprender a masticar correctamente.

• Revalorización del papel de la leche en la dieta: no más de un litro al día y no menos de 500cc.

• Aceptar la variabilidad del apetito del niño: no forzarle a comer.

• Evitar grandes errores como: poco ejercicio al aire libre, falta de horas de sueño, succión prolongada del biberón, consumo excesivo de golosinas, etc. Identificar comidas hipercalóricas.

• Los niños son grandes imitadores: los niños que convivan en el seno de una familia cuyos padres realizan una actitud dietética adecuada, podrán alcanzar un estado nutritivo óptimo. Por lo tanto las intervenciones que proponemos deben asumirse por toda la familia.

 

Abordaje de la Obesidad Infantil. Un nuevo servicio del Centro de Salud.
Por: Diego J. Villalvilla (Enfermero de Familia E.A.P. Alcalá de Guadaira)
José María Arreo Esperón (Pediatra E.A.P. Alcalá de Guadaira)
Consejo de Salud Palomeras- San Diego- Madrid Sur

GuardarGuardar

GuardarGuardar