Huerto urbano en el Colegio Siglo XXI

Conocer el ciclo vital de una planta; aprender sobre la preparación de la tierra, el cultivo, el desarrollo y la recolección de hortalizas y frutas; promover un consumo más saludable y responsable; involucrar a vecinos, padres, colegio y barrio en un proyecto común… Todas esas cosas y más son las que se pretenden lograr con este huerto en el Colegio Siglo XXI de Moratalaz.

 

Un pequeño grupo de padres, madres y profes llevaban tiempo dándole vueltas a la idea de montar un pequeño huerto en el patio de infantil con fines didácticos.

 

Lo importante es tener voluntad de sacar adelante el proyecto y un pequeño grupo de personas comprometidas en coordinar y movilizar a un grupo mayor de “braceros”. En resumen, con entusiasmo y azadón se pone en pie un huerto urbano. Un grupo de medio centenar de personas, la inmensa mayoría padres, se ofreció para trabajar en el proyecto, cada uno según su disponibilidad.

 

Los voluntarios se repartieron según preferencias en tres comisiones: una organizativa, encargada de trámites administrativos, convocatorias y asistencia a reuniones de otros colectivos; otra educativa, para integrar el huerto infantil en el programa docente, y la comisión agrícola propiamente dicha, a la que corresponderá la tarea de decidir qué se siembra, donde, cómo y cuándo.

 

El primer reto es construir un huertecito en el patio de infantil. También está madura la idea de crear un huerto urbano fuera del ámbito del colegio. Ya que había fuerza de trabajo y entusiasmo ¿por qué no ser más ambiciosos?, ¿porqué no aprovechar la parcela aneja al colegio, que ahora sólo tiene utilidad como cagadero de perros y aparcamiento?

 

Aprovechando la buena disposición de la administración local se planteó la solicitud de una cesión del terreno para instalar el huerto. En principio, la cesión se hará por un período de cinco años e implicará la obligación de vallar la parcela, aunque hay muchos proyectos de huerto urbano que se han sembrado “a las bravas”, sin permisos y sin cercado.

 

Mientras obtenemos la cesión formal, seguimos trabajando en el proyecto, la mejora de las comunicaciones internas en el grupo y la construcción de elementos como la compostadora, que deberá alimentar nuestra futura huerta.

 

La primera cita de trabajo de campo fue a finales de febrero. En una mañana de aperitivos y juegos de los niños se montó el bancal del patio de infantil con forma de peine de cinco púas, que facilita el acceso de los peques a la zona de siembra y recolección. Fueron los que pudieron. Llevaron sus propias herramientas. Los que más sabían, dirigieron y los que menos, ayudaron en lo que se les pedía. Al día siguiente se llenó de tierra fértil. 15 días después, estaba montado el huerto del patio, que nos serviría de ensayo para el huerto urbano. Desde entonces, los peques riegan para que la tierra esté en condiciones de sembrar.

 

Ahora toca trabajar a la comisión educativa con las profesoras y aprovechar los conocimientos de cada uno. La suerte acompaña. Hay padres que se dedican al campo o la jardinería de manera profesional o como aficionados, hay ingenieros, arquitectos, manitas en general, gente con ideas, quien es capaz de encontrar palés para montar una compostadora o quien sabe rastrear en Internet. Todo vale.

 

Para los menos duchos en la materia están los manuales, en especial los de compostaje, que es la tarea en marcha ahora, como primer paso para ir preparando el huerto externo al cole.

 

Paralelamente, se está elaborando un proyecto de distribución del espacio de la parcela. Queda por delante, el trabajo de preparación del terreno y el más importante todavía de información a los vecinos para que, a ser posible, se involucren en la creación, mantenimiento y disfrute de un espacio que pretende ser un lugar de encuentro intergeneracional, abierto a la comunidad y que genere un espacio alternativo de ocio.

 

Los que más controlan de tecnología han abierto un blog en el que ya se pueden consultar nuestros avances.

http://huertosigloxxi.wordpress.com/

GuardarGuardar