Canela en rama

La canela proviene de la corteza baja del canelero, un árbol de hoja perenne de la familia de las lauráceas. Originario del sur de la India, Sri Lanka y las islas Molucas, se cultiva actualmente en lugares cálidos de otros continentes. Las ramas del canelero son muy aromáticas, sus flores blancas o rojizas tienen un olor desagradable y sus frutos son muy picantes, pero lo interesante de este árbol, desde el punto de vista medicinal y culinario, se encuentra en la corteza.

El olor característico de la canela en rama provine de uno de sus componentes: el cinnalmadehído. Sabemos que esta especia ha sido históricamente muy preciada por su poder para conservar los alimentos porque evita la proliferación de microorganismos y de uso común en muchas culturas por sus propiedades terapéuticas. Efectivamente, diversos estudios científicos sobre el efecto del cinnalmadehído en humanos relacionan esta sustancia con la ralentización del Alzheimer, la reducción de la glucosa en sangre y el ataque de las células cancerígenas, si bien en concentraciones muy altas esta sustancia resulta tóxica.

El sabor punzante de esta especia lo proporciona el eugenol, aunque es el clavo de olor el que más contiene esta sustancia natural. Tiene propiedades anestésica, carminativa, antioxdante, bactericida y gastroprotectora, entre otras muchas. El eugenol también tiene efectos secundarios en nuestro organismo si superamos la aplicación en nuestro cuerpo del 1% de su aceite esencial, cifra a no tener en cuenta en los usos habituales de la canela. Tendríamos que consumir o masticar (es frecuente su uso para evitar el mal olor de la boca) entre dos y cuatro gramos de canela al día para causar intoxicación.

No es recomendable tomar canela en mujeres embarazadas ni lactando, así como en niñ@s menores de dos años. Hechas las necesarias consideraciones sobre la canela, pasamos a examinarla desde el punto de vista medicinal y culinario.

 

Propiedades medicinales de la canela

1) De uso interno

  • Expulsa los gases intestinales y mejoran la digestión.
  • Alivia los cólicos del estómago, los vómitos y náuseas.
  • La cocción de la corteza calma los cólicos menstruales.
  • El consumo habitual ayuda a prevenir el cáncer de colon.

Para preparar adecuadamente infusiones de canela para uso interno, ponemos en una cacerola a calentar una taza de agua. Cuando hierva, echar ¼ de cucharadita de canela molida o en rama y una rodaja de limón. Dejar reposar diez minutos.

2) De uso externo

  • Neutraliza las infecciones vaginales de candida albicans. Podemos hacer lavados vaginales con una infusión de una cucharadita de canela en rama por un litro de agua.
  • Para el tratamiento de hongos en los pies y uñas, sumergir la parte afectad en un cocimiento de dos cucharadas soperas de canela en rama por dos litros de agua.
  • Aliviamos la faringitis, anginas o laringitis con gárgaras de una infusión de media cucharadita de canela en rama por vaso de agua.
  • Si tenemos úlceras en la boca, unos enjuagues con el preparado anterior las alivian.

Para preparar adecuadamente infusión de canela para uso externo, ponemos a calentar el agua necesaria en una cacerola. Cuando empiece a hervir echamos la canela. Dejamos reposar diez minutos.

 

La canela en la cocina

Aunque su uso es muy común en platos de postre como el arroz con leche, torrijas, tocino de cielo, leche frita,  natillas y bizcochos, podemos utilizarla en muchos otros platos. Un buen zarangollo murciano de calabacines sin canela, no es zarangollo.

Si no somos vegetarianos y nos gusta el cordero o pollo guisado, macéralo previamente en aceite de oliva con tus especias y hierbas favoritas, sin olvidar la canela.

¿Te gusta el cous cous? Pues cuando pongas a hervir el agua para luego esponjarlo, echa un pellizco de canela y otro de comino molido. Espectacular su sabor.

Capítulo aparte merece el cocinado de las legumbres con canela. Es adecuada en los garbanzos, lentejas y todo tipo de judías, menos las azuki que al ser dulzonas la canela realza este sabor, salvo que te gusten así. Cuando las cuezas en crudo, además de poner la cebolla, ajos y laurel, atrévete a poner una pequeña rama de canela y cominos molidos. Cambia y ensalza el sabor de la legumbre.

El mejor uso  de la canela es en rama o bien molerla en el momento de su utilización, tanto para remedios como en la cocina. Por algo la sabiduría popular acuñó el refrán “esto es canela en rama”.

GuardarGuardar