Frambuesa roja: depura, equilibra, protege y fortalece

La frambuesa, fruta del bosque deliciosa al paladar y la vista, es muy valorada por sus excelentes propiedades reguladoras del intestino y su poder antioxidante. Depura el organismo de tóxicos y grasas, equilibra la presión arterial, nos protege de los efectos de los radicales libres y fortalece nuestros músculos, nervios, piel y corazón. ¿Quieres descubrir más de este hermoso fruto rojo?

La frambuesa, conocida también como fresa del bosque, es un hermoso fruto del frambueso, arbusto que crece silvestre en todos los países de clima templado. Pertenece a la familia de las Rosáceas, que incluye más de 2.000 especies de plantas herbáceas, arbustos y árboles que crecen por las regiones templadas de todo el mundo. Las frambuesas están formadas por varias drupas, agrupados alrededor de un rabillo central. Cada drupa contiene una semilla.

 

Beneficios de la frambuesa en nuestra dieta.

1.- Este fruto del bosque es muy rico en vitamina C, con importantes propiedades antioxidantes que ayudan a neutralizar los efectos negativos de los radicales libres en el organismo. Una taza de frambuesa nos aporta el 88% de la cantidad diaria que nuestro organismo necesita de esta vitamina.

2.- Los betacarotenos de las frambuesas se transforman en el organismo en vitamina A, protectora de la salud de la vista frente a enfermedades degenerativas como la pérdida de visión, glaucoma y cataratas. También ayuda a superar infecciones bacterianas como la conjuntivitis.

3.- Este fruto rojo protege la vista también por su elevado contenido en luteína, pigmento capaz de filtrar los rayos ultravioletas del sol que tanto daño generan en la retina.

3.- Favorece la absorción del hierro, previniendo problemas de anemia.

4.- Su combinación de vitamina C con rutina (flavonoide que encontramos en abundancia en el frambueso) mejora la circulación por sus propiedades vasodilatadoras y fortalecedoras de los capilares.

5.- Su característico color rojo oscuro se debe a las antocianinas. Al cortar los frutos y almacenarlas, su color se oscurece y se torna más azulado, lo que indica que su contenido en antocianinas aumenta. Estos flavonoides protegen los capilares de los ojos y ayuda a mantener el buen estado del corazón.

6.- La vitamina C y este combinado de antioxidantes, será muy beneficioso para el estado anímico y de salud de personas deportistas, sometidas a un fuerte estrés o con enfermedades de carácter infamatorio crónico, como la artritis.

7.- Ácido fólico (o vitamina B9) imprescindible para la formación de las proteínas y otros procesos celulares. En el embarazo y lactancia la ingesta de ácido fólico evita problema de malformación o crecimiento incorrecto del bebé. Al ser una vitamina que se destruye con la cocción es recomendable ingerirla en alimentos crudos como la frambuesa.

8.- Tres vitaminas con propiedades antioxidantes, vitamina A, C y E, junto a otras sustancias beneficiosas de la salud como los ácidos cafeico, butírico y gálico, o los taninos y la rutina, ayudan a prevenir enfermedades degenerativas como el cáncer. Además, la frambuesa es rica en ácido elágico, potente compuesto anticancerígeno y antimutagénico.

9.- Uñas, cabello y piel en perfecto estado, gracias a la vitamina B7 o biotina, que interviene junto al ácido fólico para garantizar vigorosidad y fortaleza.

10.- Ricas en potasio y magnesio, las frambuesas son excelentes para el equilibrio hídrico del cuerpo, el buen estado de nervios y músculos y el buen funcionamiento del ritmo cardíaco. El potasio contrarresta el sodio y permite regular la presión arterial. Favorece la expulsión de orina, por lo que evita la retención de líquidos. Los beneficios de la combinación de estos minerales convierten a la frambuesa en excelente alimento para evitar y tratar cistitis, piedras en los riñones, fatiga corporal, calambres y taquicardias, entre otros malestares.

11.- Fibra soluble para favorecer el tránsito intestinal. Este fruto rojo contiene una elevada cantidad de pectinas que, además de garantizarnos una mayor sensación de ligereza intestinal, ayuda a depurar toxinas antes de que sean absorbidas hacia el torrente sanguíneo. Ideales para la prevención de enfermedades intestinales como estreñimiento, diverticulitis e incluso cáncer de colon. La fibra soluble también es útil para bajar los niveles de colesterol en sangre, ya que funciona como masa gelatinosa que envuelve el colesterol antes de que sea absorbido por el intestino.

 

¿Cómo consumir las frambuesas?

La frambuesa es una fruta muy utilizada en cientos de recetas que enriquecen la gastronomía típica de países del centro y del norte de Europa. En nuestro país su uso es más ornamental o centrado en la repostería, pero las posibilidades de incluir la frambuesa en nuestros platos con sorprendente resultado son inmensas.

La mejor manera de disfrutar de sus propiedades y aroma es consumirlas frescas. Recién cortadas de la planta, ya que aguantan poco una vez recolectadas, se pueden tomar solas o acompañadas. Son perfectas compañeras de los lácteos, como el requesón, yogur o queso y las frutas y cereales.
Junto con otros frutos rojos son famosas como ingredientes principales de mermeladas y confituras.

 

Frambuesas en La Garbancita.

El Puente del Molino, un proyecto de agricultores de frutos del bosque de la sierra de Madrid, nos han suministrado frambuesas desde Julio. Estamos cerca del fin de la temporada, pero podemos aprovechar a saborear estos espectaculares frutos recolectados en su momento óptimo de dulzor, presentados en pequeñas tarrinas de 125 gramos.

GuardarGuardar