Seta shiitake sanadora

La seta shiitake es difícil de describir. Hay que probar esta seta para descubrir un sabor y aroma únicos en el complejo mundo de los hongos. Además de su delicada textura que cautiva el paladar, es un medicamento utilizado para el tratamiento del cáncer y combate los efectos nocivos de determinados virus en nuestro organismo.

 

Orientalismos y medicinas

La práctica de la medicina está indisolublemente unida, tanto al proceso de hominización como al conocimiento adquirido en el seno de la naturaleza, en donde la selección de especies vegetales y animales, de materia inerte y de otros seres vivos como los hongos, levaduras y mohos, conforman nuestra dieta alimenticia, y también sanadora.

La cultura occidental posee un rico acerbo oral y escrito sobre los beneficios medicamentosos de las plantas, pero respecto a los hongos tenemos una visión pobre y dicotómica: o son comestibles o son venenosos. De ahí que nuestro conocimiento en medicina, referente a las setas, no haya tenido el abordaje que merece.

En nuestro país se añaden los prejuicios y prohibiciones religiosas que pesan sobre los hongos, acuñados durante el largo y torturante periodo en que la santa inquisición campeó por el suelo ibérico. Algunos retazos siguen hoy vivos en muchos lugares. De los autos inquisitoriales, sobresale el efectuado en tierras gallegas. Resulta que entre los cultivos de centeno crecía el cornezuelo, un hongo parásito que desarrollándose junto al cereal y al ser recolectado, formaba parte de la molienda. El cornezuelo contiene una sustancia alucinógena, además de usarse comúnmente por las mujeres por su efectividad para producir abortos. El caso es que el consumo de pan de centeno contaminado con cornezuelo producía actitudes “raras” en determinadas personas, desde el punto de vista religioso, claro. Coartada perfecta para los inquisidores para llevar a la hoguera a aldeas gallegas enteras y cebarse en el cuerpo de las mujeres.

Sin embargo, otras culturas no han sido tan intolerantes respecto a los efectos del consumo de hongos, es más, los han estudiado, descubriendo sus efectos medicinales. Desde hace tres milenios la cultura china conocía perfectamente los efectos beneficiosos para la salud de ciertas setas, que al extender su influencia cultural sobre Japón depositó en sus habitantes conocimientos sobre la curación efectiva de enfermedades, hasta el presente. En algunos hospitales japoneses actuales se trata a l@s enferm@s de cáncer con lentinano por vía intravenosa, componente extraído del shiitake.

”Seta que crece en la corteza del roble”

Este es el significado de shiitake en Japón. Es una especie de seta que se da habitualmente en Asia, principalmente en China, Japón y Corea. Puede encontrarse en estos territorios de forma silvestre en la corteza de los robles, sin embargo, tanto en Asia como en otros continentes, nos llegan para el consumo las formas cultivadas, que no difieren en sus componentes de las silvestres, siempre y cuando se respeten las condiciones de los suelos donde cultivarlas.

 

Propiedades del hongo shiitake

Tranquilidad para l@s accidentales. El shiitake es uno de los alimentos más y mejor estudiados, comprobándose múltiples propiedades sanadoras:

La más interesante es su efecto fortalecedor del sistema inmunológico. Sus aplicaciones pueden ser muchas y muy diversas. Es de gran ayuda en problemas víricos y bacterianos ya que estimula nuestra producción de interferón, linfocitos T y macrófagos. Puede ayudarnos en casos de herpes, gripes, resfriados.

Aliada en casos de cáncer y tumores ya que por un lado tiene un efecto antioxidante (contiene Lentinan, Betaglucano, el enzima Superóxido Dismutasa, vitaminas A, C, E y Selenio) y por otro, como hemos dicho, fortalece el sistema inmunológico.

Es recomendable en enfermedades cardiovasculares porque favorece el control de la hipertensión, reduce el colesterol y disminuye la viscosidad de la sangre. Esto es posible gracias a que contiene la eritadenina y a un tipo de fibra: el chitin.

Favorece la digestión por poseer componentes encimáticos, especialmente la pepsina y tripsina.

El Shiitake es un alimento anti-envejecimiento, por un lado contiene antioxidantes y por otro favorece los niveles adecuados de la hormona del crecimiento.

El Shiitake contiene Ergosterol, un nutriente que se convierte en vitamina D cuando nos da el sol; imprescindible para asimilar el calcio y fósforo adecuadamente.

Su aporte de ácido Linoleico ayuda a fabricar diferentes tipos de prostaglandinas.

Nutricionalmente, posee un alto contenido en fibra (chitin), el doble que los champiñones, que permite reducir el colesterol.

Es un alimento bajo en calorías: 35/40 calorías por 100 gramos si son frescos.

Tiene un alto nivel de proteínas: 15 – 30 %, además de poseer nueve aminoácidos esenciales (especialmente Metionina y Arginina)

Contiene vitaminas del grupo B y D2 y minerales como el Hierro, Zinc y Magnesio.

La culinaria del shiitake

Como cualquier otra seta, está riquísima a la plancha, aderezada con los aromatizantes preferidos: orégano, tomillo, perejil…  Si le añadimos ajo, aumentan las propiedades bactericidas.

Puede usarse perfectamente en cualquiera de nuestras recetas tradicionales de setas: sopas, guisos, rehogados de verduras o tortillas. El shiitake, cuando llega al punto de cocción, se vuelve algo gelatinosa, por eso hay que tener cuidado en apagar el fuego inmediatamente para que no se pegue, por ejemplo cuando la preparamos para tortilla.

Shiitake en La Garbancita

En La Garbancita puedes descubrir el shiitaki producido por Hongos Yerga, de producción ecológica.