Limón

El limón no nos falta ni en invierno ni en verano. Está en la lista de la compra de lo que no puede faltar en casa: cebollas, patatas, ajos y limones. Al partirlo por la mitad nos inunda su estimulante aroma agrio-amargo, diferente al de su cáscara cuando la rallamos. Nos acompaña en muchos remedios caseros, en verano como limonada, su zumo en la cocina para multitud de platos, en los cajones y armarios para dar buen olor o partido en dos mitades y pinchados de clavos de olor lo colocamos cerca de las ventanas para ahuyentar los mosquitos.

 

Propiedades nutricionales y sanadoras

Posee escaso valor calórico, su compo­nente mayoritario es el agua. Sin embargo, no hay que desdeñar sus propiedades nutri­cionales (vitaminas, minerales, antioxidan­tes) que le confieren un valor inestimable en una dieta saludable.

• Alimento rico en vitamina C y áci­do cítrico. La vitamina C cumple un papel importante en la formación de los huesos, dientes y glóbulos rojos. Además, favore­ce la absorción del hierro de los alimentos y fortalece el organismo frente a infecciones. Los cítricos son imprescindibles para evitar refriados u otras enfermedades del sistema respiratorio. En caso de padecer anemia, introducir el limón en tu dieta -en forma de zumo o bien como aderezo en las comidas­favorece la absorción del hierro presente en verduras, legumbres y carne. Antiguamente, el limón era considerado remedio frente al escorbuto, enfermedad provocada por el dé­ficit de vitamina C.
• La vitamina C le otorga un gran po­der antioxidante que ayuda a prevenir enfer­medades infecciosas, estimulando el sistema inmunitario y creando defensas contra virus y bacterias. Está especialmente indicado para personas con enfermedades degenerativas, cardiovasculares y cáncer. También, mejora la salud de nuestra piel frente a la sequedad, los granos, las manchas y las arrugas.
• El ácido cítrico posee propiedades antisépticas y alcalinizadoras de la orina, beneficiando a quien padece cálculos renales y gota, por favorecer la eliminación del ácido úrico. Además, el limón es diurético, aumen­tando la tasa de micción y favoreciendo la expulsión de las toxinas a mayor velocidad.
• Es un excelente desintoxicante y depurador. Ideal para comenzar el día con una infusión de agua tibia y jugo de medio limón: nos hidrata y favorece la digestión, reduciendo la acidez estomacal y estimu­lando el tracto gastrointestinal. También podemos tomarlo mezclado con una cucha­rada de aceite crudo en ayunas para evitar el estreñimiento, limpiar el hígado y luchar contra el cáncer.
• Equilibra el ph. En nuestra dieta, ingerimos una excesiva cantidad de alimen­tos ácidos, siendo el origen de muchas en­fermedades que actualmente padecemos, como el cáncer. El limón, a pesar de ser un alimento ácido, al ser ingerido se transfor­ma en alcalino, acercando el ph de nuestro organismo al del plasma sanguíneo consi­derado neutro (7.3).
• Ayuda a perder peso. Su riqueza en fibra soluble, pectina, convierte al limón
en un alimento saciante, que evita las ansias de comer entre horas.
• Rico en potasio, ayuda a mante­ner una buena salud del sistema nervioso y el cerebro.

 

Una fruta cargada de simbología

A las frutas les hemos ido añadiendo atribuciones diversas, especialmente a las cítricas. Las naranjas de la inmortalidad del jardín de Hera, las manzanas o higos del jardín de las delicias, el membrillo de Venus, el jugo de granada como la sangre de Dionisio y el limón, por su acidez, le han sido dadas en diversos contextos el significado de amargura, dolor o muerte. El gran Federico G. Lorca, en el romance de la pena negra, expresa así el sentimiento de Soledad Montoya: Lloras zumo de limón / agrio de espera y de boca. Y Miguel Hernández simbolizó el desdén amoroso de Josefina, que luego sería su mujer, en uno de los mejores sonetos de la lengua castellana: Me tiraste un limón, y tan amargo…

Bajando a la tierra cultivable que nos da el sustento, los limones provienen del sudeste asiático y han sufrido diversas modificaciones por selección natural o hibridaciones artificiales. Como la característica fundamental de mujeres y hombres para ser lo que somos es la de migrar, con las migraciones hemos transportado semillas y cultivos de unos territorios a otros, con lo cual resultaría pretencioso imputar a un país o sociedad la originalidad en algo, mucho menos en lo que respecta a los alimentos. Roma importaba jengibre y cúrcuma de Asia, exportaba aceite y vino que llegaban a los confines del mundo conocido. Los limones eran bien conocidos en la Grecia clásica. Siguiendo con Roma, conforme se romanizaban territorios aparecían en los mercados locales de las grandes ciudades productos hortícolas de cercanía nuevos. Uno de ellos los limones.

Sabemos que con la penetración de los pueblos germánicos en el Imperio romano desaparecieron plantaciones de ciertos frutales, como los limoneros. Deducimos que debido al tipo de agricultura que practicaban: itinerante de tala y quema, dado que en estas sociedades es la posesión de ganado y joyas la que proporcionaba la riqueza. Es con la llegada de los árabes a Europa que el cultivo del limón se implanta, extiende y populariza, quedando como un patrimonio cultural propio del Mediterráneo hasta la fecha.

 

Variedades del limón

En España las variedades más frecuentes son, el fino o primofiori y el verna.

El primofiori (también le llaman mesero) es el que tiene la piel amarilla más lisa y delgada y de color más intenso. La forma puede ser esférica u ovalada. La pulpa tiene un alto rendimiento en zumo de buena acidez y número medio de semillas. La cosecha principal se produce desde otoño a primavera y es muy apreciado por la cantidad de zumo abundante y las pocas semillas.

Es una variedad española que probablemente procede de la germinación de una semilla de limón Común de la Vega del río Segura.

El verna es la variedad más extendida en España. De color amarillo más claro que el fino y de forma más ovalada y corteza gruesa, con tres o cuatro semillas por fruto. La cosecha principal se produce desde primavera hasta final del verano y es el limón característico de esta época del año.

Pero el limonero se caracteriza por tener dos floraciones y a veces tres. La primera en primavera (cosecha principal). La segunda en verano tiene menos importancia y el limón suele tener la corteza más gruesa y en general la forma más rugosa. La tercera, es otoñal y los frutos se llaman rodrejos. Estos tienen la piel muy lisa, de forma que no presentan la rugosidad característica y conocida como “piel de naranja”. Estas cosechas secundarias se producen sobre todo bajo alguna forma de estrés hídrico o desequilibrio del árbol, de forma que cuando está más equilibrado dicha producción es menor. Por otra parte, si esta cosecha es muy grande, puede ir en detrimento de la cosecha principal. Este limón rodrejo puede cubrir la demanda de otoño, hasta la llegada del fino, aunque es menos apreciado por su menor contenido en zumo.

Lo que también diferencia la calidad de los limones además de la variedad a la que pertenezcan es el patrón o pie sobre el que se hace el injerto en el momento de su preparación. Los tipos de patrones para limonero suelen ser:

Naranjo amargo: el fruto es de más calidad, pero es menos productivo y tarda más en entrar en producción.

Citrus macrophylla: produce un limón temprano, mucha cantidad, pero de peor calidad.

Citrange carrizo: Se ha introducido más recientemente con buenos resultados y buena productividad.

 

Nosotros disponemos de las dos variedades finos y vernas sobre pie de naranjo amargo. Por eso su calidad es alta, pero la cosecha entra tarde en producción y además la producción de rodrejos ha ido disminuyendo progresivamente en los años que llevamos cultivando. Este año no hay nada, aunque es un año especial, pues la helada impidió la floración, tanto la principal como las posteriores, ya que ha costado mucho que los árboles se recuperen.

Algunas otras variedades que también pueden encontrarse en España, pero en cantidades muy limitadas son:

  • Cuatro estaciones (ó Lunario). Tiene floración continua y se utiliza para el consumo casero en las zonas donde el clima lo permite.
  • Real. Corteza muy gruesa, poco zumo.
  • Verdelli (italiano). Puede dar también cosecha todo el año si intencionadamente se actúa sobre el árbol antes de iniciar los riegos.
  • Eureka (su origen es California e Israel). El árbol y el fruto es de menor tamaño que el verna.

Portentosa medicina

Sus propiedades nutricionales le dotan de un valor insustituible en nuestra dieta. Muy rico en vitamina C (antioxidante). El ácido cítrico que contiene le dota de cualidades antisépticas y alcalinizadoras, además contiene bastante potasio, importante aporte para nuestro sistema nervioso.

En nuestra publicación “¿Por qué no comes limón?, ¿sabías que es una buenísima fuente de salud?”, detallamos sus propiedades y usos culinarios.

Aquí nos centraremos en sus propiedades medicinales y sus usos porque es uno de los frutos más estudiados por todo tipo de medicinas.

  1. El zumo es un buen locutorio para eliminar el mal aliento y sanar las infecciones de la boca. Cura las llagas. Las gárgaras con limón alivian la irritación de garganta producida por las bacterias catarrales. Igualmente puede usarse diluido en agua para lavar el aparato genital cuando tenemos picores, es buen antiséptico.
  2. Si tenemos infección de hongos en las uñas, podemos eliminarlos mojándolas en jugo de limón dejándolas secar. Los ácidos p-coumarico, ferúlico, cineol y citroneal son los encargados de ello. Además, introducir las uñas en zumo de limón en la mañana y en la noche las hace más fuertes.
  3. El zumo de limón es astringente. Extendido en la piel la limpia de impurezas: manchas, granos, espinillas, estrías. Alivia y cura las picaduras de insectos. Cicatriza heridas. Cura los sabañones. Alivia el picor de la piel, sobre todo el que se produce cuando tenemos el hígado enfermo. Puesto en una gasa, útil para cortar la hemorragia nasal. Un masaje en los pies con zumo de limón mezclado con una buena crema relaja los pies cansados.
  4. Una buena rodaja de limón y una rama de perejil macerados en agua durante toda la noche, extendemos la maceración en el rostro y las arrugas van desapareciendo. Es el efecto de la vitamina E. El aceite esencial de limón en la cara hace desaparecer el exceso de grasa.
  5. Dar fricciones de su jugo en las zonas con dolor articular o de reuma lo alivia.
  6. Si tenemos un intestino proclive a defecaciones excesivas, el limón detiene la diarrea, además de tener la propiedad de eliminar la acidez gástrica.
  7. Es un excelente estimulante hepático, insustituible para depurar el hígado.
  8. Regenerador de los glóbulos blancos (vitamina C, potasio y calcio) y potenciador de nuestro sistema inmunológico. Estimulante en la formación de los glóbulos rojos, adecuado para la anemia.
  9. Es depurativo. Bueno para remediar el reumatismo, artrosis, artritis, gota, arterioesclerosis. Necesario el zumo de un limón diario para evitar la formación de piedras en los riñones. Es un alimento altamente alcalino.
  10. Contiene alfa pineno, un antigripal. Al primer síntoma de gripe, zumo de limón. Y si tenemos fiebre muy alta, tomar su jugo ayuda a bajarla.
  11. Su ingesta es un buen tónico cardíaco, previene el colesterol y rebaja la hipertensión.
  12. Si duermes mal, toma el zumo de un limón con dos cucharaditas de miel diluido en agua tibia y a dormir bien.
  13. Antioxidante y alcalinizante, el jugo de limón tiene propiedades anticancerígenas y antitumorales. Restablece el equilibrio celular.
  14. En caso de deshidratación: zumo de dos limones, una pizca de sal, otra de bicarbonato y un litro de agua. Hidrata el organismo y repone las sales perdidas.

Limón y bicarbonato una combinación milagrosa

Se cree que la combinación de limón y bicarbonato de sodio es 1000 veces más fuerte que el efecto de la quimioterapia.

Pero, ¿por qué este hecho se mantiene como un secreto? Siendo totalmente consciente de las poderosas propiedades que el limón proporciona es completamente opuesto al interés de algunas organizaciones. Por esa razón, ¡te recomendamos que comparta este artículo y ayudes a un amigo que lo necesite!

Uno de los mayores fabricantes de medicamentos afirma que el 20 de experimentos de laboratorio, realizadas a partir de 1970 hasta hace poco, demostró que: El limón destruye las células cancerosas en 12 tipos de cáncer. Evita la metástasis de las células cancerosas y es 10 000 más fuerte que las drogas como la Adriamicina, la quimioterapia estupefacientes y productos.

Lo que es más interesante es el hecho de que la combinación de extracto de limón y bicarbonato de sodio destruye las células cancerosas sin dañar las células y tejidos sanos.

Los experimentos han demostrado que los pacientes diagnosticados con cáncer deben beber jugo de limón y una cucharadita de bicarbonato de sodio. Este tratamiento no puede curar a los desastrosos efectos secundarios de la quimioterapia.

La mejor manera de asegurarse de que los limones sean orgánicos, sin químicos que se utilizan es para el crecimiento de esta fruta en su propio jardín o en una maceta. Limones orgánicos son 100 veces más eficientes que los limones cultivados con fertilizantes químicos y tratado con productos químicos.

Modo de preparación y consumo

En un vaso mediano combina bien el bicarbonato de sodio y luego agregarle agua. Después agrégale el jugo de limón. Es recomendable consumirlo en ayunas para que tenga un mejor resultado.

 

Los limones de La Garbancita

Disponemos de las dos variedades: finos (de noviembre a abril) y vernas (de mayo a agosto) sobre pie de naranjo amargo, por eso su calidad es alta. Producidos en las tierras de Fortuna-Murcia por l@s productor@s de Citricaren.