Paraguayos, melocotones especiales

El paraguayo o chato (Prunus persica platycarpa) es una fruta procedente de una mutación natural del melocotonero originada en China. De forma achatada, pulpa fresca y jugosa, piel de terciopelo y con una extensa gama de sabores dulces, se cultiva exclusivamente en zonas templadas, siendo nuestro país uno de los más prolíficos, específicamente en Murcia, Lérida y Aragón.

La recolección de los chatos comienza en mayo y llega hasta septiembre. Encontramos paraguayos de pulpa blanca o anaranjada, con el hueso más o menos pegado a la carne. En cuanto a su piel, los hay de color verdoso o rojizo.

Beneficios nutricionales

Es rico en carotenos, sustancia con propiedades antioxidantes y anticancerígenas, específicamente preventivo del cáncer de estómago. Comerlos garantiza un buen estado de la piel, la vista y los dientes.

Los aportes nutricionales más destacados, por 100 g, son los siguientes:

  • 10 g de hidratos de carbono para el aporte energético (50 kcal) Recordemos que la principal energía que necesita nuestro cerebro para funcionar es la glucosa, que nos la aportan alimentos ricos en carbohidratos.
  • 37 mg de vitamina C. Ayuda a neutralizar los radicales libres, inhibe el crecimiento de bacterias dañinas para el organismo y fortalece el sistema inmunitario.
  • 170 mg de potasio, 22 g de fósforo, 10 g de magnesio y 1 g de sodio.
  • 86% de agua. Para hidratarnos bien, sobre todo con el aumento de las temperaturas, echa unas cuantas piezas de fruta al bolso o la mochila de los peques.

Sus propiedades son prácticamente las mismas que la de los melocotones. Si quieres saber más sobre esta fruta, lee: Melocotón a bocados, protector de estómagos delicados.

 

Los melocotones de La Garbancita

Disponemos de paraguayos de l@s productor@s de Edemur (Murcia) y de Biomilanés (Valle de El Guadalhorce, Málaga); también melocotones y nectarinas de Biomilanés.

B.M.

GuardarGuardar