Acidez de las naranjas

 

Aprovechamos para informar a todos los grupos que habéis recibido naranjas, el motivo por el que las habéis encontrado un poco más ácidas que el año pasado.

 

La naranja es un fruto orgánico. Como cualquier fruto vivo depende de las condiciones del cultivo, del clima, de la tierra , de la variedad y del agua. Resumiendo, la naturaleza con todo su poder es la que decide cada año, el estado del fruto. Este año, el verano se ha alargado mucho. El calor ha permitido que las naranjas tengan un alto contenido en azúcar, pero la falta de frío no ha ayudado a desverdecer el fruto, por lo que contiene más acidez y menos cantidad de zumo.

 

Los campos de naranjos están situados en diferentes microclimas. Hacemos un seguimiento del estado óptimo del fruto con las analíticas correspondientes para obtener los grados brix, medida que nos indica la situación para iniciar la campaña. Cuando empezamos la recolección de las naranjas, elegimos del árbol las que están más coloreadas, repasando varias veces hasta terminar el campo.

 

La navelina es una variedad que comienza a finales de octubre y puede durar hasta enero o febrero. Durante este periodo evolucionan mejorando en todos los aspectos. Más alto contenido en azúcar. Más alto contenido en zumo. Menos contenido de acidez.

 

En la cultura mediterránea, nuestros paladares están acostumbrados al beneficio del punto de acidez, que es para nosotros un determinante de calidad.