Adiós a la cosecha de nectarinas

88ª entrega Campaña de Verano 2013

Cuando, en verano, la huerta ecológica avanza,

¿qué podemos hacer l@s consumidor@s responsables?

Nadal, pagés de FruitalpuntBio, pierde su cosecha de nectarinas, 9.000 kilos, por un ataque de monilia, el «hongo de la lluvia».

La monilia (o momificado) es un hongo que afecta a la fruta de hueso. Una podredumbre de color gris-marrón y forma circular va creciendo en círculos concéntricos en el fruto casi de un día para otro. Sus efectos son devastadores cuando se dan las condiciones: lluvias persistentes, altas temperaturas y poca ventilación. Toda la fruta se pudre. Tras las lluvias de las últimas semanas, en Vilanova de Segrià, pueblo de Nadal, llegó la niebla y la humedad.

«Lo más desalentador es entrar al campo a recolectar las nectarinas afectadas para tirarlas a la basura. Si no lo haces la infección se extiende por la rama y ataca al árbol», nos explica Miquel, de la misma cooperativa de agricultores. «En ecológico sólo existe un remedio, aunque de eficacia relativa, que es pulverizar el árbol con esencia de cola de caballo, planta con propiedades secantes». Miquel reconoce no tener explicación a que la monilia haya afectado este año a las nectarinas y no a los melocotones, que más allá de manifestar algún problema de mosca, están saliendo espectaculares.

En FruitalpuntBio desafían al «sentido común», como ellos dicen, al cultivar variedades tardías: «estamos en zonas altas y tradicionalmente se han cultivado melocotones y nectarinas tardías, porque es una fruta más dura y dulce, pero también tiene muchos más riesgos. Algunos los paliamos con el embolsado de las piezas que maduran en el árbol. Las protegen de la mosca y de la humedad».

Miquel nos cuenta esta lucha cotidiana mientras recolecta con Gemma la manzana Golden Delicious, de árboles que el año pasado sufrieron pedrisco perdiendo toda su cosecha. Miran al cielo, mientras esperan un anticiclón que les dé una tregua de 20 días de tiempo seco y así recolectar manzanas y peras para el invierno y continuar recogiendo melocotones.

¿Cómo ayudar a estos agricultores que, cada año tienen alguna catástrofe? Para empezar, pásate por La Garbancita. Consume Melocotones, Manzanas Peras y Ciruelas de Fruitalpuntbio. Comprende lo frágil que son estos productos tan exquisitos y, cuando encuentres alguna fruta con alguna marca exterior, estética, piensa lo caro que les resulta que la rechaces.

*La Garbancita y l@s agricultor@s, no cierran por vacaciones*, 88ª entrega

 

Para ver la Campaña de Verano 2013 completa en Facebook.

https://www.facebook.com/GarbancitaEcologica