Arcoiris en la huerta segoviana

Ecoeduco amplía la gama de colores en las hortalizas de temporada: AMARILLA Y MORADA.

La remolacha amarilla (o Beta vulgaris), de sabor más dulce que la variedad roja. Rica en potasio, fibra, ácido fólico, hierro y vitamina C. Ayuda a la concentración del músculo cardiaco, ayuda a evitar el estreñimiento, al desarrollo celular y al crecimiento. El amarillo del arcoiris de la buena alimentación nos recuerda que estas hortalizas tienen carotenoides que ayudan a protegernos del cáncer y enfermedades cardiovasculares, además de ayudar a la visión.

Y, ¿de dónde viene? Las primeras noticias de la remolacha amarilla datan de la época prehistórica en el norte de África, creció de forma silvestre a lo largo de las costas de Asia y Europa. En origen se consumía exclusivamente las hojas. La remolacha proviene de la familia de los Tubérculos, además de tener una estrecha relación con el cardo suizo. Su cosecha se da de Junio a Mayo. Es resistente a altas temperaturas y su recolección se da cuando ha adquirido el tamaño requerido por el productor.

La zanahoria morada ( o Daucus carota Safariana). Hortaliza con gran cantidad de Agua e hidratos de carbono. Rica en vitaminas A, E, folatos y VitB3, con gran aporte de minerales como potasio, magnesio, yodo y calcio. La variedad morada aporta antioxidantes gracias al aporte de pigmentos a su diferencia con la zanahoria normal. A diferencia de la mayoría de las hortalizas si se consume cocida aporta más nutrientes. Esta hortaliza aporta el morado-azul al arcoiris de nuestra dieta saludable. Hortalizas y frutas de este color son ricas en antioxidantes y fenoles que ayudan a prevenir los efectos negativos del envejecimiento y preserva nuestra memoria.

Y, ¿de dónde viene? Hay indicios de zanahoria morada en Europa y en Asia sudoccidental. En sus orígenes se cultivaba por sus hojas y propiedades aromáticas y su uso era para pastos, hasta que los árabes comenzaron el consumo de su raíz. Su cosecha se realiza de Agosto a Enero.

Dos hortalizas de colores que atraen nuestra atención y hacen más apetecibles un plato. ¿Quieres conocer más del arcoiris de la buena alimentación? Visita nuestra web:

El arcoiris de la buena alimentación: rojo, amarillo-anaranjado, blanco, verde y azul-violeta.

CAMPAÑA DE VERANO 2014

“Cuando la huerta avanza, l@s consumidor@s responsables debemos reaccionar”
83ª Entrega