Cerezas y lluvia, no se llevan bien

“Queridas garbancitas

Ante todo, daros las gracias por el apoyo y el animo que nos estáis dando. Está siendo un año bastante complicado en el campo.

Primero hizo mucho calor y la cereza temprana (“burlat”, “early lory” …) maduró rápidamente, casi toda a la vez. Con lo cual, hubo que recogerla en un periodo corto de tiempo.

Después vino el frío y la lluvia… Cuando llueve, no se puede recoger la cereza, porque tiene que estar seca, si no, se enmohece… Si llueve mucho, la variedad madura en ese momento, se raja, o le sale la coronita (un raja en circulo alrededor del rabo).

Le tocó a la “brut” y las “californias” (“sunburst” y “nueva estrella”). En la primera, hubo que desechar un tercio de la cosecha … porque muchas estaban rajadas o con coronita… fue un poco desesperante porque se ralentiza mucho la recogida.

La “nueva estrella”, afortunadamente, aguantó el temporal y pudimos recogerla casi con normalidad.

La “van”, que es la que os va a llegar la primera semana de junio, es muy delicada para la lluvia. Es muy dura y se raja rápidamente… Es una cereza que en casa aguanta mucho, dura y sabrosa, pero no soporta la lluvia. Compañeros nuestros han tenido una pérdida de casi un 50% de esta variedad. Nosotros hemos tenido más suerte porque, al estar en la sierra, estaba más verde cuando llovió y, gracias a la cobertura de las hojas, se han estropeado bastantes menos.

Las variedades mas tardías -“lapins”, “hedelfingen”, “ambrunesa”,…- no han sido afectadas por las lluvias, están muy verdes aún.

Todo esto que os contamos es para compartir con vosotras lo que constituye la cotidianeidad del campo.

La primera foto son “californias” rajadas, la segunda son “van” con coronita y la tercera es la “nueva estrella” sana.

Un abrazo muy grande desde la Vera. Eva y Silvano.”

GuardarGuardar