Despelta. La espelta y la sal S.L.

Somos una pequeña empresa nacida en el año 2004 tras haber introducido el cultivo de espelta en la serra­nía de Guadalajara, en la zona de Sigüenza, más con­cretamente en Palazuelos. Nos dedicamos, de manera artesanal, a la transformación, empaquetado, distribu­ción y venta de espelta y sus derivados, así como de otros cereales y leguminosas. Todos nuestros produc­tos han sido cultivados bajo criterios ecológicos, en los campos aledaños, de la mano del agricultor Fran­cisco Juberías Ortega.

Nuestros productos son la expresión de esta comarca, y creemos que la manera de garantizar la calidad de los mismos es con­seguir una trazabilidad completa, desde el propio campo de cultivo a vuestra casa.

En la actualidad los principios que inspi­raron a los fundadores de la Espelta y la Sal siguen vigentes y queremos seguir siendo referente en el sector. Para lo cual hemos introducido una serie de mejoras en la or­ganización que esperamos ayuden al pro­yecto a consolidarse y ser viable.

¿Qué es la Espelta?

Las espeltas son cereales primitivos de sabor muy intenso cuyas propiedades son bien conocidas y apreciadas desde anti­guo. Resisten muy bien las condiciones climatológicas adversas y ofrecen ciertas ventajas para el cultivo ecológico, ya que se protegen muy eficazmente de las plagas y los parásitos de forma natural.

Hoy día, podemos encontrar tres ti­pos principales de espelta: la de grano pequeño o pequeña espelta (Triticum monococum), cultivada en zonas secas y de montaña; la llamada espelta de Tar­taria (Triticum dicoccum); y la de grano grande o gran espelta (Triticum spelta), adaptada a climas continentales, duros y fríos. Todas ellas se caracterizan por ser trigos vestidos; en los que el grano permanece cubierto por una vaina tras la cosecha y requiere un descascarillado posterior para separarlo del cascabillo.

Se les considera el origen de la gran familia de los trigos que se consumen hoy en día. Los primeros testimonios sobre su cultivo se remontan a 7.000 años an­tes de Cristo en Oriente Medio, en lo que se ha dado en llamar El Creciente Fértil; lo que indica que este cereal ha servido de sustento a la humanidad desde los pri­meros estadios de la civilización.

Al igual que el trigo común, las espel­tas se pueden usar para hacer pan, pas­tas alimenticias, galletas, cerveza, copos y sémolas, entre otros productos.

Información Nutricional

Las espeltas son ricas en carbohi­dratos y proteínas. Superan al trigo en cuanto a riqueza vitamínica, proteínas y minerales, así como en porcentaje de fi­bra dietética. Aportan gran cantidad de minerales (cinc, fósforo, hierro, potasio, magnesio, conocido como el mineral “anti-estrés”, y de vitaminas antioxi­dantes y anti cancerígenas (B1, B2 y B3; E; provitamina A y betacarotenos). Su consumo diario equilibra los niveles de colesterol y triglicéridos y regula el me­tabolismo del azúcar. Son ricas en ácido silícico, necesario para la formación de los tejidos y como refuerzo de los siste­mas inmunitario y circulatorio. Es un ali­mento saludable y apropiado en caso de enfermedades degenerativas, patologías de la piel o de las mucosas, molestias del metabolismo y problemas digestivos.

Por sus cualidades nutricionales y or­ganolépticas están consideradas como el “caviar de los cereales”.

Nuestros productos

En la actualidad disponemos de 59 referencias distintas entre tipos de ce­reales (Espelta, Trigo Negrillo, Bonpain, trigo del corazón y Centeno) legumbres (Garbanzos y Lentejas) y pastas. En di­ferentes formatos de 500gr, 5kg, 10kg y 25kg. Las Harinas son Finas e Integrales y pueden ser de todos los cereales. La pasta se produce con harinas de Espelta y Negrillo, y también servimos Harina de Garbanzos.

De forma general:

La harina fina se elabora con granos seleccionados de los cereales ecológicos que trabajamos y que molturados en un molino de cerámica. La molienda se pasa por un cernedor que aplica una tasa de extracción aproximada del 80%. De esta manera se obtiene una harina con menos fibra o salvado.

Tiene menor cantidad de vitaminas, mi­nerales y fibras que la integral pero la absor­ción de algunos minerales (calcio, hierro y cinc) es mayor, dado que se han eliminado algunos compuestos orgánicos presentes en el salvado que lo dificultan. Esta harina es adecuada para la elaboración de panes, productos de repostería, bechameles.

La harina integral se elabora con gra­nos seleccionados. Se molturan en un mo­lino de cerámica y el 100% del producto de la molienda se envasa para su consumo. La harina integral tiene mayor cantidad de vitaminas, minerales y fibras que la harina fina. Esta harina es adecuada para la elabo­ración de panes y productos de repostería.

La harina de garbanzos es rica en proteí­nas (13%), hidratos de carbono (67%), fibra (3,3%), vitaminas del grupo B y minerales. Se puede utilizar para hacer bases de piz­zas, fainá italiana, panizas, humus, falafel, rebozados y tortillitas de camarones gadi­tanas; también se emplea como sustituto del huevo, en su faceta aglutinante, para hacer tortitas y tortas, o como sustituto de la harina de cereal en dietas sin gluten.

Los garbanzos son una fuente esen­cial de hidratos de carbono de absorción lenta y de proteínas. Es conveniente com­binarlos con cereales para complemen­tar el aporte de aminoácidos esenciales. Contienen vitaminas C y B (B1, B2 y B6) y minerales (hierro, cinc, potasio, fósforo, magnesio y calcio). La cantidad de fibra alimentaria insoluble que contienen favo­rece la saciedad y ayuda a reduc
ir el nivel de colesterol en la sangre. Es una de las legumbres que más cuesta digerir, por lo cual conviene ponerlos a remojo 24 horas antes de la elaboración.

Las lentejas son una fuente esencial de hidratos de carbono de absorción lenta y de proteínas. Es conveniente combinarlas con cereales para complementar el apoRte de aminoácidos esenciales. Contienen vitaminas A y B (B1, B3 y B6) y minerales (hierro, cinc, potasio, fósforo, magnesio, selenio y calcio). Cocinarlas con alimentos ricos en vitamina C favorece la absorción de hierro. La cantidad de fibra alimentaria insoluble que aportan favorece la saciedad y ayuda a reducir el nivel de colesterol en la sangre.

En el caso de las pastas cortas (penne, fussili y garganelli) mezclamos agua y hari­na para formar una masa homogénea que se somete a un proceso de extrusión; es decir, se hace pasar por un molde o trefi­lador que le da una forma. Finalmente, se seca la pasta en una secadora específica para estos productos.

Tarifa de precios 2013-2014

Lo que cuestan las cosas no siempre es fácil de determinar, en nuestro caso, los que ya nos conocéis, veréis que hemos subido los precios y os podemos asegurar que ha sido fruto de una ardua reflexión, previo un exhaustivo análisis de los costes por nuestra parte.

Durante mucho tiempo la Espelta y la Sal S.L ha sido una empresa deficitaria y ha sobrevivido gracias al esfuerzo perso­nal de las personas que la componen. Después de estos años y tras un análisis pormenorizado de costes, hemos apreciado que nuestras pérdidas estaban producidas debido a que vendemos bajo precio de coste.

A esta situación se ha llegado desde una gran vocación de servicio por nuestra parte y por creer en lo que hacemos. Pero el interés en que se conozca nuestro trabajo no debe de estar reñido con ser rigurosos con nuestros costes y cotizar nuestros productos por lo que nos cuestan, no por lo que les cuesta a otros. Nosotros apostamos por la calidad y no pode­mos ser más competitivos en precios que los que aquí os presentamos.

Lo que sí sabemos, es que todos sabéis de la calidad y rigurosidad de nuestros productos.

Nuestra página: www.despelta.com

Contacto: info(arroba)despelta.com

GuardarGuardar