¿Qué son los vinos naturales?

Aquí os traemos una explicación de nuestro amigo Julián que, dicho sea de paso, hace un vino natural delicioso, ya sea tinto o blanco, con una personalidad muy peculiar. Te animamos a probarlo en estas celebraciones.

Antes de que nos prostituyan el término, como ya hicieron con el vino ecológico o el biodinámico, aún podemos decir que los vinos naturales son aquellos que están producidos por agricultores elaboradores (enólogos o no), de una producción de uva propia y de un viñedo determinado a ser posible, variedades autóctonas y culturalmente arraigadas al terreno.

Este vino no tiene ningún otro elemento distinto a la uva. Esta uva y ese viñedo determinado, lógicamente, no han sido tratados con fitosanitarios y, además, se han realizado las prácticas culturales propias de la zona. La elaboración consistirá en buscar la máxima expresión del viñedo y la variedad, sin adicción de sustancias enológicas de ningún tipo.

El sulfuroso es el conservante por excelencia en la elaboración del vino, tanto en los vinos convencionales como en los ecológicos y los biodinámicos. Pero la ausencia de sulfuroso no es suficiente para considerar natural un vino porque este conservante se puede sustituir por decenas de otras sustancias igual de perjudiciales para la salud y para el medio ambiente.

El vino natural es, sencillamente, vino procedente de un viñedo único y natural sin ninguna adicción de sustancias extrañas ya sean químicas o enológicas.

En la cata encontramos un vino que difiere radicalmente de lo que estamos acostumbrados.

COLOR. Al ser vinos sin filtrar y sin sulfuroso (el cual añade los brillos de los vinos), el color pasa a tonos más tierras y ocres que, al mismo tiempo, son más estables.

AROMA. El aroma es muy distinto. Normalmente existe algo volátil en los vinos naturales. Tiene que estar bien ensamblada con las muchas compotas y frutas maduras bastantes habituales en estos vinos. En la cata, lo verdaderamente relevante de este parámetro es que lo que deducimos es lo real y natural. En el resto de los vinos no sabemos si el aroma es el propio de la uva, si es fruto de la adición de levaduras seleccionadas o si simplemente es un aroma añadido.

SABOR. En la cata, el parámetro de sabor es el más interesante para los vinos naturales. Les sorprenderán el panel de sabores que se incorporan en los vinos naturales frente a las catas de vinos convencionales que suelen ser muy determinados y previsibles. Además de encontrar las frutas, los minerales que aparecen en las catas convencionales, descubriremos sabores más sólidos, como guisos y elementos complejos de nuestra gastronomía, aromáticas básicas de terruño, tierras…

Si prueban vinos naturales, les sorprenderán.

Además, existe un dato “objetivo” en el consumo de los vinos naturales. Les propongo un reto. Beban más de lo que acostumbran (sin llegar al coma etílico, claro) y verán que este tipo de alcohol sin adulterar les hará disfrutar de esos momentos especiales con un control y armonía más elevado y no tendrán los efectos secundarios de las resacas típicas de otros vinos.

Como dice la ranchera “Que lo disfrutes, que te aproveche.”

Salud.

GuardarGuardar