Kilo responsable: ¿de dónde viene la calabaza potimarrón?

96ª entrega Campaña de Verano 2013

Cuando, en verano, la huerta ecológica avanza,

¿qué podemos hacer l@s consumidor@s responsables?

Oriundo de la isla de Hokkaïdo en el norte de Japón, el potimarrón es el pariente elegante de la calabaza. Georges Ohsawa, filósofo japonés y creador de la macrobiótica, introdujo en occidente en el año 1957 sus semillas. Se adaptaron rápidamente a nuestro clima.

El potimarrón destaca por la suavidad de su textura, su exquisito sabor y su buqué a castaña, marron en francés (de ahí su nombre). Sus indudables propiedades permiten que se le considere como el “rolls-royce” de las calabazas.

Esta verdura-fruta es una fuente en vitaminas, A, B, C, D, E, en oligoelementos (fosforo, potasio, silicio, sodio..) en ácidos aminados, en ácidos grasos insaturados, en almidón, en caroteno, en azucares naturales. Su contenido en caroteno (pro-vitamina A), dos veces más importante que en la zanahoria, lo hace particularmente recomendado para la belleza del cutis y la salud de la piel. Su valor energético es de 30 calorías en 100 g, 1 g. de proteínas, 6 g. de glúcidos.

Al contrario de las otras calabazas, el potimarron no necesita ser pelado. Solo se vacían sus semillas y se puede preparar de mil maneras: potimarron relleno, en cremas, frito, en postres…

Así que si te dan calabaza, que sea una rolls!!!

En Aigua Clara nos sentimos orgullosos por el producto que os ofrecemos. Las semillas han sido seleccionadas de nuestras anteriores cosechas.

Cada uno puede idear mil recetas con este maravilloso producto. Os sugiero dos maneras rápidas de prepararlo:

Crema potimarrón (para 8 personas) – tonificante

Ingredientes

½ kg de cebollas

2 c. sopera se aceite

1 potimarron

2 l. de agua (yo pongo mucho menos)

Tamari, a gusto o sal

100 g de parmesano

Perejil picado

Preparación

Cortar muy fino las cebollas y sofreírlas suavemente

Cortar en dados el potimarron

Añadir el agua y dejar hervir hasta cocción

Pasar por la batidora.

Incorporar el Tamari y añadir en el momento de servir el parmesano y el perejil picado.

Potimarrón frito

Se realiza como las patatas fritas. O más ligero, al horno:

Cortar en cuatro el potimarron.

Realizar cortes finos de media luna.

Untar cada loncha con aceite de sésamo.

Hornear ½ hora.

Sacar cuando las lonchas estén bien doradas y salpimentar.

¡Buen provecho!

*La Garbancita y l@s agricultor@s, no cierran por vacaciones*, 96ª entrega

 

Para ver la Campaña de Verano 2013 completa en Facebook.

https://www.facebook.com/GarbancitaEcologica