Octubre veraniego, otoño traicionero

El mes de octubre está siendo imprevisible para los agricultores. Un tiempo veraniego que remolonea con marcharse y el frío que, perezoso, no llega. Ingredientes principales para volver algo “loca” a la huerta de temporada.

En el Valle del Guadalhorce (Málaga)

Escarcha por las noches y temperaturas altas por el día. No llega el frío necesario para la óptima maduración de los cítricos y de muchos otros frutos de temporada.
Los campesinos más veteranos no recuerdan temperaturas tan calurosas a estas alturas del otoño. Y las plantas reaccionan a este “estrés” como pueden. Paco despide ya la temporada de chirimoyas, granadas y mangos. Y este año, según reconoce, no hemos tenido buenos frutos. Los cambios bruscos de temperatura provocan daños imperceptibles en frutas como la chirimoya –recolectada antes de madurar por ser un fruto climatérico-. Cuando la chirimoya madura y nos disponemos a consumirla es cuando percibimos que ha tenido problemas: en la carne aparecen zonas negras y migosas. Esperemos que el próximo año, al menos los árboles se hayan adaptado mejor.
También, desde El Guadalhorce nos llegan noticias positivas: ya podremos disfrutar de acelgas y lechugas hojas de roble.

En La Vera (Cáceres)

Finca Dos Castaños comienza la temporada otoñal con retraso pero con buena cara. Allí el frío ha comenzado, aunque añoran las lluvias típicas de este mes. Eva nos presenta algunas novedades:
– Cereza Seca. La cereza se deja que se ponga un poco “pasona” en el árbol y se recoge sin rabo, se pone a secar en tablas de madera, al sol y se van seleccionando según se van quedando con la textura adecuada. Se envasan al vacío para protegerlas de que se resequen y apolillen. Las cerezas secas poseen propiedades nutricionales y medicinales, destacando su riqueza en antioxidantes. La próxima semana os contaremos más de ellas.
-Pan de higo. Este tradicional dulce elaborado con higo seco y almendras, a los que añaden anís y café o sésamo y canela. Nutritivo y delicioso.
– Castañas. Fruto seco por excelencia del otoño, que llega en su momento idóneo. Disfrutemos de este nutritivo alimento durante sus dos meses de temporada.

En Campo de Cuellar (Segovia)

El frío sí ha llegado a las huertas castellanas, sin la amenaza de las temidas heladas de final de mes.
Sin embargo, las hortalizas estivales aún se mantienen en pie –raro a estas alturas de año y en estos lares-, pero avanzan despacio. Albano prefiere no arriesgarse, por miedo a desincentivar a los consumidores, y nos avisa que queda poco para el fin de los calabacines y pimientos. Otras verduras se adelantaron, como la berenjena y el pimiento italiano rojo, que ya no tendremos hasta la próxima temporada. Los penachos de la zanahoria que sobresalen de la tierra se escarchan por las noches, por lo que nos despedimos de los sugerentes manojos de zanahoria, para disfrutar de la zanahoria sin más.

CAMPAÑA
DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN AGROECOLÓGICA
(16 OCTUBRE 2014)

Alimentar al mundo, cuidar el planeta
Defender la Agricultura Familiar Agroecológica
Garantizar una Alimentación sin Transgénicos ni Agrotóxicos

53ª Entrega