Pan "desayuno y merienda"

Este pan se elabora combinando harinas de trigo (blanca e integral) y de algarroba, además de manzana, higo seco, ralladura de cáscara de naranja, aceite, miel y una pizca de sal, todos ingredientes ecológicos.

 

La combinación de harina blanca e integral da mayor esponjosidad al pan sin perder los nutrientes específicos de la harina integral (proteínas, vitaminas del grupo B, E, D y A, oligoelementos). La algarroba, nuestro cacao autóctono, da al pan color chocolate sin el amargor propio de la semilla tropical, aportando calcio bioasimilable y fibra, en un bocado muy apetecible. Manzanas e higos en pequeños trozos aportan, junto con la miel, un cierto sabor dulce acompañado de deliciosos aromas. El aceite favorece una textura más elástica. La ralladura de naranja se lleva muy bien con el aroma “chocolateado” de la algarroba y no desaparece entre los aromas dulces de las otras frutas.

 

No hemos añadido frutos secos –habituales en este tipo de panes- para que puedan disfrutarlo las personas alérgicas a estos alimentos.

 

Al igual que el resto, este pan está elaborado con levadura madre y horneado en moldes de 1 kg de masa. Más cercano a un pan dulce que a un bizcocho de frutas, se mantiene fresco y jugoso aún más tiempo que los otros panes. Este pan es ideal para desayunos y meriendas. Para su conservación óptima recomendamos guardarlo envuelto en un trapo de tela en el frigorífico. Su mayor elaboración y los ingredientes, elevan un poco su precio (5 euros).

 

Cortar una o dos rebanadas y llevar al trabajo o al cole para disfrutar de un alimento completo y rico a media mañana. Qué lo disfrutéis.