Presentación de Labranza Toledana y del Aceite Umbría Oretana

 

La Labranza Toledana da nombre a una tradición familiar de varias generaciones dedicada al cultivo del olivo, almendro, cereal y legumbres. Siguiendo con el máximo respeto y rigor la sabiduría campesina ancestral, y mediante un uso racional de los recursos naturales y técnicos de los que disponemos, tratamos de desarrollar una agricultura más libre e independiente de elementos ajenos al propio campo y su entorno. Organizamos y participamos en jornadas de información y cursos de formación en agricultura, difundiendo así, una manera de cultivar la tierra más digna para el que la trabaja, comprometida con el consumidor y respetuosa con el medio.

 

UMBRÍA ORETANA es el aceite que obtenemos cada año, fruto de unos olivos centenarios de variedad Cornicabra, que cultivamos de forma tradicional y en secano.

 

El mejor aceite está en el fruto sano cuando aún está en el árbol. Para poder elaborar un aceite con toda su esencia, separamos de la aceituna recolectada la hoja y el hueso (que supone cerca del 35% de la aceituna), para que el aceite del hueso no dañe al de la pulpa. Utilizamos el hueso como combustible para la calefacción.

 

De la pulpa y en frío extraemos el aceite, se clarifica por decantación natural y lo envasamos en rama, es decir, sin filtrar. Con los dos subproductos resultantes, la hoja y el alperujo, hacemos compost para devolverlos a la tierra de donde salieron. Con el aceite que queda en los depósitos hacemos jabón natural artesano.

 

De nuestra sección de “Hablan l@s agricultor@s” te recomendamos: UMBRÍA ORETANA. Aceite de aceitunas