Recuperación de ovejas autóctonas en Serrejón (Cáceres)

La raza merina negra está en peligro de extinción. En toda España no llegan a 2500 los ejemplares registrados. Las “Reinas de Monfragüe” son una peque­ña ganadería de ovejas merinas negras con 150 madres, todas muy jóvenes y una decena de carneros.

Esta ganadería forma parte de un pro­grama de introducción de la oveja merina negra en el parque Nacional de Monfra­güe, de cuyo ámbito hacía muchos años que habían desaparecido por la introduc­ción de razas que producen más carne a un menor coste.

Estas ovejas son muy rústicas y están hechas por y para campo. Su mejor vida es al aire libre entre encinas y alcornoques. Son pequeñas, muy ágiles y vivarachas y en su morfología se aprecian pliegues en la papada. Son excelentes madres que no abandonan nunca a las crías y las defien­den como leonas.

Las Reinas de Monfragüe pastan en el término municipal de Serrejón (Cáceres) en el ámbito del Parque Nacional que les da nombre. Todos los fines de semana las cambiamos de cercados. Están una semana en la finca La Boyera para ir a la siguiente a Hondón, la próxima van a la Martina para luego recalar en la China­rrosa y desde aquí a la Boyera de nue­vo, cerrando así un círculo alrededor del pueblo. A esto le llamamos Trashuman­cia Circular. Para nosotros es un paseo de lo más placentero.

A diario se les da una vuelta y las que están paridas las llevamos a una cerca con aprisco, donde las cerramos por la noche y las echamos pienso y heno para que den leche abundante para criar. El heno lo recogemos en primavera y el pienso (una mezcla de cebada, avena, trigo y yeros) con certificación ecológica, nos lo suministra Pérez Luna, de Frege­nal de la Sierra cuya materia prima pro­viene de la cooperativa de agricultores ecológicos ARAE.

Si queréis ver fotos y ampliar información podéis visitar en facebook Las “Reinas de Monfragüe”.