8 de marzo de 2019, Día Internacional de la Mujer y Huelga Ecofeminista.

El Ecofeminismo muestra los daños de la alimentación industrial sobre la salud de la población y el ecosistema. Pero también denuncia la invisibilización y la subordinación de los cuidados (producción y reproducción de la vida) al beneficio económico (producción y reproducción del capital). Los cuidados familiares recaen mayoritariamente en las mujeres, condicionando sus empleos, horarios, salarios, carrera profesional, autonomía económica y jubilación, especialmente en los hogares monomarentales. Los recortes sociales perjudican sobre todo a las mujeres, en particular a las que viven en el medio rural, más masculinizado y con menor protección social.

La Alimentación Responsable Agroecológica cuida la salud mediante frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos ecológicos -que tienen más nutrientes, carecen de tóxicos y cuidan la flora intestinal-. Reduce el consumo de carne, azúcar y alimentos procesados avanzando en dietas vegetarianas y veganas que integran el respeto animal y el derecho a una alimentación saludable y suficiente para todas las personas y todos los pueblos. Protege la biodiversidad, la fertilidad de la tierra, el agua y la atmósfera. Considera el proceso de producción, distribución y consumo como una cadena económica y de cuidados en la que todos los eslabones, en lugar de competir, cooperan. 

La Producción Agroecológica Ecofeminista requiere respeto del trabajo y las decisiones de las mujeres en la finca, titularidad compartida, revisión y reparto justo de las tareas masculinizadas y feminizadas del campo entre hombres y mujeres. Cooperación, igualdad de género y trabajo de cuidados deben presidir la cadena de valor alimentaria: producción, transporte, distribución, cultura nutricional y campesina, escuela, restauración colectiva y familias.

Productoras, Consumidoras, Investigadoras, Cocineras, Educadoras, Madres y Abuelas Agroecológicas, Apoyamos la Huelga General del 8 de marzo de 2019.

Huelga laboral. Contra la brecha salarial (retribución 37% menor para las mujeres respecto a los hombres de igual categoría); mayor eventualidad (3 de cada 4 contratos a tiempo parcial son de mujeres) y acoso machista en el trabajo por parte de algunos jefes y compañeros. Pero no en las actividades agroecológicas comprometidas con la igualdad de género y la economía social. Los hombres que están por la igualdad de género se ocupan de los servicios mínimos en el ámbito laboral para garantizar el paro y la libertad de movimiento y manifestación de las mujeres el 8 de marzo.

Huelga de Consumo Irresponsable a favor del Consumo Responsable, la Alimentación Agroecológica y el Comercio Justo. Contra el comercio global y la alimentación industrializada e insana. A favor del comercio justo, la austeridad, la reutilización, el reciclaje y la agroecología. No comprar en grandes superficies, ni productos contaminantes, innecesarios, alimentos procesados con embalajes excesivos. Pero sí comprar alimentos frescos, ecológicos de temporada y cercanía que sostienen con precios justos la economía rural y la vida digna en el campo.

Huelga de cuidados. Si las mujeres dejamos de cuidar, quedan desamparad@s niñ@s, mayores, enferm@s y dependientes. Esta actividad gratuita e invisible favorece el beneficio empresarial y ahorra al Estado el coste de los servicios que permiten que trabajador@ y niñ@s vuelvan cada día al trabajo y la escuela limpi@s, alimentad@s, descansad@s y querid@s. Esta Huelga de Cuidados no puede hacerse a costa de personas vulnerables que los necesitan. Por el contrario, debe remover los privilegios de la mayoría de los hombres que aún no cuidan, cubriendo el hueco dejado por las mujeres el 8 de marzo y, a partir de ese día, involucrarse el reparto de los cuidados.

Huelga de educación. Impartiendo una educación no sexista, alimentaria y ambiental que promueva la reducción, reutilización y reciclaje de residuos para evitar la incineración y avance en modelos alimentarios de transición a la dieta ecológica, de circuito corto y proximidad.

Huelga estudiantil. Por una educación pública, igualitaria, laica y gratuita. Educar para la vida y no amaestrar para el mercado.

Huelga Ecofeminista que favorece el reparto de cuidados, el consumo responsable agroecológico y el respeto entre hombres y mujeres. Trabajadoras y colaboradoras de la cooperativa paramos 2 horas para hacer reuniones informativas con las consumidoras presentes, mientras trabajadores y colaboradores varones garantizan el funcionamiento de la cooperativa.

 

Acude a la manifestación del 8 de marzo convocada en tu ciudad. 

#LaCalleEsNuestraOtraVez. #SomosImparables #¡FeministasSiempre!

Animamos a tu colectivo a difundir este manifiesto, incluso hacerlo suyo. 

Solo tiene que informarnos enviando un correo a lacestabasica@lagarbancitaecologica.org 

Colectivo Ecofeminista Las Garbancitas