Consumo Agroecológico Ecofeminista

 

La actividad ecofeminista pone de manifiesto la inviabilidad de un sistema destructor de la naturaleza -incluida la naturaleza humana- y la fuerza de la cooperación para revertir ese proceso.
Las Garbancitas investigamos la relación entre nuestra triple actividad feminista, ecologista y de consumidoras responsables. Lo hacemos mediante la crítica teórica a la subordinación, por un lado, del trabajo, la naturaleza y los cuidados respecto al capital y la cultura y, por otro, de las mujeres respecto a los hombres. Pero también lo hacemos desde un proceso vivo: el trabajo de un colectivo feminista que, desde dentro de una iniciativa de economía social, lucha por la universalización de los cuidados, entre ellos la producción y el consumo de alimentos ecológicos, la seguridad y la soberanía alimentaria, la ética del cuidado y la igualdad entre hombres y mujeres.

Ese proceso práctico es la actividad que realizamos en la cooperativa sin ánimo de lucro, la Garbancita Ecológica, un proyecto de economía social integrado por hombres y mujeres. Impulsamos el consumo responsable agroecológico como condición para la seguridad y la soberanía alimentaria frente a los daños de la industrialización, mercantilización y globalización de los alimentos.

Promovemos una alimentación abundante en frutas y verduras ecológicas de temporada y recién recolectadas, y respetuosa con la naturaleza, la vida digna en el campo y las relaciones comunitarias. Esta alimentación, si no quiere volver a aumentar la carga de trabajo de las mujeres, es inseparable del reparto equitativo del trabajo de cuidados entre hombres y mujeres, en el campo y la ciudad.

Ilustramos esta reflexión con dos imágenes. La primera es una alusión a que la actividad feminista es TODOS LOS DÍAS y no sólo el 8 de marzo. Esta imagen se ha difundido -y mucho- en EcoPortal.net. La segunda fue tomada en la asamblea-desayuno de La Garbancita Ecológica del miércoles 5 de marzo. Retrata el momento del descanso de trabajador@s y consumidor@s activ@s para tomar un refrigerio después de 4 horas de descarga (empezamos a las 6 de la mañana) y procesado de alimentos el día en que vienen todas las verduras y frutas frescas ecológicas y, en el mismo día, se reparten a a tod@s las familias y grupos de consumo. En el refrigerio aprovechamos para comentar las incidencias del día y también para debatir. Esa mañana estábamos comentando el manifiesto elaborado por el Colectivo Feminista Las Garbancitas.

Continuará…

GuardarGuardar