Informe doulas, ¿una conspiración?

La violencia obstétrica no es ni un invento, ni un argumento de las doulas. Se trata de un tipo de violencia reconocido en la legislación de otros países y que se produce en nuestro país. Con ella se identifican muchísimas mujeres, muchas de las cuales no han tenido nunca contacto con una doula. Como asociación recibimos constantes testimonios de mujeres que la han sufrido. En relación a este tipo de violencia, la Organización Mundial de la Salud publicó en el año 2014 una declaración sobre la Prevención y erradicación de la falta de respeto y maltrato durante la atención al parto en los centros de salud. La declaración fue firmada por 80 organizaciones tanto de usuarias como de profesionales sanitarios de todo el mundo, algunos de nuestro país, como DONA LLUM, lo que evidencia la importancia y el alcance del problema. Nos parece de una enorme irresponsabilidad banalizarlo como se ha hecho en el llamado Informe Doulas.

 

 

Las usuarias tenemos capacidad de tomar decisiones sobre nuestra salud, no somos un objeto sobre el cual unos u otros luchen por decidir por nosotras o imponer sus prácticas. Las mujeres somos personas inteligentes con libertad y plena capacidad de informarnos y escoger el acompañamiento que necesitamos, queramos y deseamos, así como de pagar por este acompañamiento si así lo decidimos.

Respuesta de Dona Llum, Associació Catalana per un parto respectat.

Texto completo en:

http://www.donallum.org/blog/informe-doulas-una-conspiracion/

 

GuardarGuardar