¿Nucleares? No, Gracias. (III)

Porque…

– La Energía Nuclear es la más rechazada socialmente: El último Eurobarómetro demuestra que sólo el 4% de los españoles es partidario de la opción nuclear.

– Es una opción energética excluida del Protocolo de Kyoto.

– El plutonio para fabricar armas atómicas se obtiene de los residuos radiactivos generados en los reactores nucleares de los países desarrollados que ya poseen dichas armas.

– Se puede prescindir de ella: Alemania tiene programas de abandono gradual de la energía nuclear y al tiempo está cumpliendo con sus compromisos en el Protocolo de Kyoto.

En España hay un exceso de potencia eléctrica instalada, así como un enorme potencial de reducción de consumo de energía mediante la eficiencia energética y las energías renovables.

La energía nuclear emite más CO2 por cada KWH producido que cualquiera de las energías renovables. Todas las etapas del ciclo nuclear (minería del uranio, fabricación y enriquecimiento del concentrado, enriquecimiento del mismo, fabricación del combustible nuclear, construcción, mantenimiento y posterior desmantelamiento de las centrales nucleares, gestión de los residuos radiactivos, etc..) consumen grandes cantidades de combustibles fósiles.

Lo que hay que hacer es consumir menos energía.