Encuesta sobre comida basura realizada a alumn@s de 1º de ESO

En el tema de estadística de la asignatura de matemáticas, la profesora nos propuso diseñar y realizar una pequeña investigación sobre cualquier tema de nuestro interés. En las conversaciones con mis compañeros y compañeras veo que es frecuente que vayan a restaurantes de comida rápida y consuman este tipo de productos.

En casa hablamos de este tema y consumimos alimentos ecológicos, además, a mí me impactó el documental Supersizeme porque se ven muy claras las consecuencias del consumo de comida basura, así que decidí que ése era el tema que iba a investigar. Como no tenía mucho tiempo para hacerlo, el número de chicos y chicas que participaron es pequeño, pero creo que representa bien a los chicos y chicas de 13 años de mi instituto y posiblemente de otros institutos. A continuación presento un resumen del trabajo que realicé.

Me interesó conocer con qué frecuencia niños y niñas de 1º de la ESO van a restaurantes de comida rápida, el tipo de comida que comen en estos restaurantes, qué es para ellos la comida basura y por qué creen que algunos alimentos son comida basura. Con estas ideas elaboré un cuestionario de cinco preguntas, al que respondieron un grupo de 14 chicos y chicas de 1º de ESO de mi instituto, el IES San Fernando. La recogida de datos la realicé en un solo día y los participantes se eligieron al azar y participaron voluntariamente.

A continuación expondré los resultados que obtuve:

Pregunta 1. ¿Vas a restaurantes de comida rápida?

Tan sólo 2 chicos y una chica no van nunca a restaurantes de comida rápida. El resto de los chicos (71,4%) van de vez en cuando. Las chicas se reparten entre de vez en cuando (42%), todos los meses (28,5%) y todas las semanas (14,3%). Según estos resultados, parece que las chicas van con más frecuencia que los chicos.

Pregunta 2. ¿Qué sueles comer en estos sitios?

Todos los chicos que van a estos restaurantes piden hamburguesas y refrescos, además uno pide otras cosas (un dulce de postre). Las chicas son más variadas en lo que comen, la mayoría (66,7%) piden refrescos para beber y, de comer, se reparten entre hamburguesas (50%), nuggets (33,3%) y ensaladas (16,7%).

Pregunta 3. ¿Cuándo has ido te ha gustado la comida?

A la mayoría de los que van a estos restaurantes les gusta mucho (71,4% de chicas y 57,1% de chicos) o regular (14,3% de chicas y 28,6% de chicos) la comida. Sólo a una chica no le gusta nada y a un chico poco.

Pregunta 4. ¿Qué alimentos consideras comida basura?

Casi todos (85,7% de chicas y 71,4% de chicos) creen que las hamburguesas son comida basura, la mitad de las chicas creen que los perritos también lo son, pero ningún chico cree que lo sean. El 28,6% de las chicas y el 57,14% de los chicos creen que las pizzas son comida basura. Además, el 14,3% de las chicas y el 42,8% de los chicos creen que las patatas fritas lo son. Finalmente, sólo una chica piensa que los filetes son comida basura, sin embargo, ningún chico lo cree.

Pregunta 5. ¿Por qué crees que algunos alimentos son comida basura?

El 42,9% de las chicas creen que algunos alimentos son comida basura porque son fritos y otro 42,9% por otras razones que no indican; sólo el 14,2% dice que son comida basura porque son alimentos de mala calidad. Respecto a los chicos, el 57,1% creen que son comida basura porque son fritos y el 42,9% de ellos dicen que porque son de mala calidad, no dan más razones.

Interpretación general del estudio

Según esta sencilla encuesta, vemos que en general, la mayoría de los chicos y chicas de 1º de ESO (12-13 años) van con bastante frecuencia a los restaurantes de comida rápida, dicen que les gustan y piden sobre todo hamburguesas y refrescos, aunque hay algunas diferencias entre los chicos y las chicas porque ellas son algo más variadas en los productos que consumen en estos restaurantes. Lo que más me llama la atención es que consumen hamburguesas aunque reconocen que son comida basura. Cuando les pregunté las razones por las que creen que algunos alimentos son comida basura, las respuestas más frecuentes, tanto en los chicos como en las chicas fueron: porque son de mala calidad y porque son fritos.

Estas respuestas me hacen pensar que los chicos y chicas de 1º de ESO le dan más importancia a comer algo que les guste que a la calidad o a lo saludable que sea la comida, porque aunque saben que la comida rápida no es buena, e incluso creen que es comida basura, siguen consumiéndola con bastante frecuencia.

Me parece que esto es un problema porque está demostrado que comer con frecuencia comida rápida es muy perjudicial para la salud y favorece que haya más casos de obesidad y otras enfermedades en los niños y adolescentes. Sabemos también que estos problemas están aumentando mucho en los últimos años entre los niños.

Por eso creo que sería necesario trabajar con los chicos y chicas las consecuencias que puede tener comer estos alimentos. Se deberían organizar en todos los institutos talleres o charlas educativas sobre este tema porque aunque pensemos que sabemos muchas cosas, algunas parece que no nos quedan tan claras.

Alba Romero Caballero, Estudiante de 2º de ESO, IES San Fernando, Madrid.