Beneficios de la agricultura ecológica (A.E.)

Maquinaria

Hay que tener en cuenta que la superficie que un agricultor ecológico emplea, sobre todo en cultivo de hortalizas, es menor que la de su homólogo convencional (A.C.). Las labores de cultivo se pueden hacer con maquinaria menos pesada. La tierra se trabaja sin profundizar y la potencia que se necesita es menor. En algunos casos los agricultores utilizan tracción animal (olivares con mucha pendiente, viñedo y hortalizas).

El impacto sobre el suelo de cultivo es mínimo por el tipo de labores que se realizan. Se utilizan aperos que profundizan poco en la tierra y que no voltean los horizontes del suelo. De esta forma, se conservan y mejoran las propiedades físicas, químicas y biológicas de la tierra.

En cualquier caso, la compactación del suelo, el gasto de combustible y el endeudamiento en maquinaria son inferiores.

Semillas

En agricultura ecológica (A.E.) se utilizan sólo semillas que procede de cultivos de A.E. (cuando no es posible localizar semilla ecológica de la variedad que queremos cultivar, se permite semilla no híbrida de cultivo convencional, siempre y cuando no esté tratada con fitosanitarios no autorizados). El uso y fomento de variedades locales de hortalizas, legumbres, cereal y frutales favorece la diversidad vegetal en los campos de cultivo y en la cesta de la compra. Además el campesino puede obtener las semillas que necesita de los frutos de cada año.

Salimos del segundo círculo vicioso y dependiente que crea la A.C. respecto a la compra de las semillas cada campaña.

Fitosanitarios

El enfoque preventivo con el que se trata a los fitófagos (comedores de plantas) supone disminuir el consumo de fitosanitarios autorizados (es importante saber que no todos los insumos autorizados en A.E. son inocuos, por no tener en cuenta el coste elevado de algunos de estos productos). La investigación de ciertas empresas y la observación de los agricultores nos facilitan herramientas muy útiles: la suelta de insectos auxiliares en el cultivo y la utilización de micorrizas en el plantel como formas de evitar la presencia de plagas y enfermedades de una manera natural, sin necesidad de contaminantes. También se emplea la asociación de especies para evitar la presencia de ciertos fitófagos.

Evitamos en su totalidad el consumo de fitosanitarios de síntesis química ya que no se permite su aplicación.  Si bien la independencia total de insumos fitosanitarios requiere mucho oficio por parte del agricultor ecológico, ésta es totalmente posible.

Es muy importante tener en cuenta que las técnicas agronómicas tienen una repercusión directa en lo SALUDABLE que puede llegar a ser el alimento; por su composición nutricional (valor nutricional), por su vitalidad  y por la ausencia de contaminantes.  Cuanto más respetamos los ciclos naturales de desarrollo de la planta de cultivo, más vital y nutritivo resultará el alimento. Esto es resultado de no cultivar bajo plástico en invernaderos y microtúneles y si al aire libre, adaptar el cultivo a las condiciones climatológicas de la zona, sembrar directamente en la tierra y no utilizar plantel germinado de manera forzada en cámaras de germinación, no utilizar agroquímicos de síntesis (ni fertilizantes ni fitosanitarios).

En este sentido la A.E. ofrece ventajas sobresalientes respecto a la convencional.