Nota de prensa de la Asociación de Panaderías Biológicas

Hola a todas las personas simpatizantes con la panadería biológica o simplemente con el buen pan.

COMUNICADO:

La Asociación de Panaderías Biológicas ante el proyecto de ley que permitiría llamar pan de masa madre a panes fermentados con levadura industrial quiere denunciar que se trata de un nuevo fraude alimentario promovido por la Administración.

Un pan de masa madre, o más correctamente expresado, de levadura madre, es el fermentado exclusivamente con levadura madre, sin la intervención, en ningún momento del proceso, de ninguna cantidad de levadura industrial ni aditivos.

Este tipo de fermentación, exclusivamente con levadura madre, lenta y basada en los microorganismos presentes de partida en el cereal, aporta más nutrientes biodisponibles y hace que el pan sea de más fácil digestión.

Por el contrario, cuando interviene la levadura industrial, en cualquiera de sus muchos formatos, y aunque sea en pequeñas cantidades el proceso se acelera de tal manera que la levadura madre, caso de estar presente, no tiene tiempo de actuar y el resultado es un pan que aporta menos nutrientes y es de más difícil asimilación.

Los panaderos artesanos y biológicos llevamos décadas utilizando el término levadura madre para indicar fermentaciones lentas y naturales, no forzadas, dejando actuar a todos los microorganismos presentes en los cereales.

La industria alimentaria está intentando confundir a los consumidores con el término masa madre queriendo hacer creer que es lo mismo que la levadura madre pero utilizando rápidas fermentaciones forzadas con monocultivos de levaduras altamente productoras de gas.

Desde la APB seguimos reclamando la creación de una Ley de Artesanía Alimentaria, en la línea del resto de países de Europa, que proteja el pan artesano, el pan biológico, al sector artesano panadero y los derechos de los consumidores.

Sinuhé de Medina

Presidente de la Asociación de Panaderías Biológicas

Madrid. 5 de Octubre de 2018.

Nota:

La Asociación de Panaderías Biológicas nace en 2005 de la necesidad de dar una respuesta a la actuación de la Administración Española, que a través de los Comités de Agricultura Ecológica de cada Comunidad Autónoma, está perjudicando al sector y al público con su política de interpretar la legislación europea sobre el pan biológico a favor de la industria alimentaria.