Contra los transgénicos. A favor de la biodiversidad.

Los 600 delegados y delegadas que participaron en la V Conferencia de la Vía Campesina, en Mozambique (Matola, 22 de octubre 2008), expresaron su solidaridad con los 12 “Segadores Voluntarios” condenados por un tribunal de Burdeos a tres meses de prisión. Uno de ellos, José Bové, ha sido también condenado a una multa de 12 mil euros por una acción directa consistente en arrancar una plantación de maíz “round-up ready”, de la firma Monsanto.

El gobierno, hace dos años, prohibió cultivar ese tipo de maíz en Francia, gracias a la movilización de diversos sindicatos y de l@s ciudadan@s frances@s, Irónicamente, nuestros compañeros “han sido culpables” de tener razón dos años antes del cambio de la legislación.

Para nosotr@s, luchar contra los transgénicos supone la resistencia y la solidaridad con las acciones para neutralizar las plantas modificadas genéticamente. Pero también, cultivar e intercambiar semillas para que l@s campesin@s reconquisten la biodiversidad que las transnacionales ponen en peligro. Sólo las semillas campesinas garantizan nuestra soberanía alimentaria.

Los Grupos Autogestionados de Consumo nos sumamos a Vía Campesina en su comunicado de solidaridad con los “Segadores Voluntarios” de transgénicos, militantes anti-OGM de Francia.

¡Acabemos con los transgénicos! ¡Prohibición total! ¡Coexistencia con transgénicos, no, no y no! ¡Ni cultivados, ni importados, ni consumidos!. ¡Cultivemos la biodiversidad!. ¡Cultivemos la soberanía alimentaria!