Alcachofas con salsa de apio y manzana

 

Ingredientes

  • 1 kg de alcachofas
  • 1 cebolla grande
  • 1 o 2 ramas de apio
  • 1 o 2 manzanas
  • 1 cuchara de postre de mostaza
  • 1 ½ vaso (tamaño agua) de sidra
  • Aceite de oliva virgen extra y sal

 

Preparación

Primero cocemos las alcachofas. Previamente les quitamos las hojas exteriores duras, separamos el tallo y lo pelamos, las cortamos a la mitad las frotamos con limón y las echamos en agua hirviendo con sal hasta que estén tiernas.

 

Mientras se cuecen las alcachofas vamos preparando la salsa. Ponemos en una sartén aceite de oliva, cuando se caliente echamos la cebolla y el apio que previamente hemos troceado y sal al gusto y lo dejamos pochar.

 

Pelamos y quitamos el corazón a la manzana la troceamos en trozos muy pequeños o si podemos la rallamos para que suelte más jugo. Añadimos la manzana rallada a la cebolla y apio pochado. Se rehoga un poco sin que se queme, dándole unas vueltas con una cuchara de madera. Sin demorar mucho añadimos la cucharada de mostaza y la sidra. Lo dejamos hervir un poco para que se reduzca.

 

Esta salsa se pasa por la batidora y se añade a las alcachofas previamente cocidas y escurridas.

 

¡Buen provecho!

 

Propiedades de algunos de los ingredientes

Debemos tener en cuenta que las propiedades y nutrientes, en especial de frutas y verduras, al igual que otros alimentos se pierden tras un proceso de elaboración y siempre que se pueda su ingesta en crudo nos proporcionará el máximo de sus beneficios.

 

Las alcachofas contienen calcio, magnesio, fósforo, potasio, sodio, ácido fólico, beta-caroteno y vitaminas B3, C y K. Tiene propiedades diuréticas y digestivas. Contiene inulina que estimula las bacterias de los intestinos.

 

Fortalece y limpia el hígado, promueve la secreción de bilis y reduce el colesterol.

 

El apio contiene beta-caroteno, ácido fólico, vitamina B3 y sodio. Entre sus beneficios está su contenido en cumarinas, que tienen propiedades anticancerígenos. Reduce la presión sanguínea y ayuda a aliviar las migrañas.

 

Facilita la digestión. Evita la fermentación. Es bueno para las articulaciones artríticas y evita las acumulaciones de calcio.