Brocheta de cordero

 Ingredientes

  • 600 grs. de cordero recental en una pieza 9,00 euros
  • 4 cucharadas de aceite 0,20 euros
  • 1 cebolla grande 0,35 euros
  • 1 pimiento verde ó rojo 0,50 euros
  • 1 diente de ajo*
  • 1 hoja de laurel*
  • 1 cucharada de tomillo*
  • 1 pizca de pimienta*
  • Sal marina*

*teniendo en cuenta la pequeña cantidad utilizada de estos ingredientes, valoramos en conjunto en 20 cts

Precio para cuatro personas: 10,25€

 

Preparación

Deshuesar la pieza de chuletas de cordero y cortar en dados de unos 3 centímetros. Cortar la cebolla y el pimiento en trozos más o menos del mismo tamaño. Poner en una fuente el aceite, el ajo picado, el laurel, el tomillo, la pimienta y la sal, mezclar bien e introducir en esta marinada la cebolla, el pimiento y los dados de cordero, tapar y poner en el frigorífico al menos un par de horas, dándole vueltas de vez en cuando para que la carne se impregne bien.

Alternamos en la brocheta un trozo de cordero con uno de cebolla y pimiento y asamos en la parrilla, no demasiado cerca de las brasas si tenemos suerte y contamos con fuego de leña, si no, lo haremos sobre una plancha, unos diez minutos, dándoles la vuelta para que se hagan bien por todos los lados.

Apunte dietético

Esta receta es eminentemente proteica porque el elemento principal es el cordero. La carne de cordero es grasa en sí misma, pero si utilizamos animales criados en buenas condiciones, eliminamos toda la grasa visible y con esta forma de cocinarlo que hace que la propia grasa se funda, conseguiremos que sea un poco más ligero. Las hierbas, además de darle un toque distinto, más aromático, lo hacen más digestivo.

El ganado ovino, en general, suele criarse de forma más natural que el bovino o porcino y estar menos contaminado con hormonas y antibióticos, no obstante debemos buscar una mayor garantía consumiendo ganado de cría ecológica, alimentado con leche materna y pastos naturales.

La carne de cordero contiene el doble de hierro y vitamina B12 que la de vaca, cerdo y pollo y también calcio, fósforo, magnesio y potasio, pero también colesterol y grasa de la cual un porcentaje importante es saturada.

La cebolla y el pimiento aportan vitaminas A (en mayor medida si el pimiento es rojo), C y E.

Tus ingredientes ecológicos en La Garbancita
Disfrutar de una alimentación saludable está en tus manos
Visita la tienda