Coliflor ofegada

Esta receta de “les Illes Balears” utiliza un método de cocción tradicional para elaborar una amplia variedad de platos sabrosos y nutritivos de la cocina mediterránea. Hablamos del estofado. Los alimentos deben cocinarse tapados en su propio jugo y con algún tipo de líquido. La cantidad de éste dependerá del tipo de producto y la forma de elaborarlo.

El mercado nos ofrece diferentes tipos de ollas para estofar, pero para la Coliflor “ofegada”, es decir, coliflor “ahogada”, sólo vamos a necesitar una cacerola normal, con tapa, del mismo diámetro de un plato hondo o similar resistente al fuego y agua. El vapor del agua del plato pasará al interior del guiso y viceversa. En esta operación estriba el sabor peculiar de este delicioso plato.

 Ingredientes para 4 personas

  • Una coliflor mediana muy blanca
  • Una cabeza de ajos
  • 25 g de pasas
  • 50 g de piñones
  • Cuatro tomates secos, a ser posible conservados en aceite. En su defecto, la misma cantidad de tomate en conserva bien escurrido.
  • Una hoja de laurel
  • Un grumo pequeño de azúcar panela o una cucharada de postre de azúcar de caña.
  • Una cucharada sopera de vinagre de vino
  • Una tacita de vino blanco seco
  • Una tacita de aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto

 

Preparación

Abrimos la coliflor para ir sacando los brotes. Con un buen cuchillo saca el tronco desde abajo y vamos desgajando las flores. Intenta que sean de tamaño mediano y lo más regulares posible. Lava y escurre.

En una cacerola ponemos la coliflor troceada, la cubrimos de agua y dejamos hervir durante cinco minutos. Apartamos del fuego y escurrimos muy bien. Aprovecha este agua para hervir en él el tronco picado. Con este caldo podemos hacer la típica sopa de cebolla, ajo, pimentón y pan viejo.
En una olla fuera del fuego, mejor de barro y del tamaño indicado más arriba, colocamos todos los ingredientes y le damos unas vueltas para que queden bien repartidos. Ponemos la olla a fuego suave (entre 60º y 80º), tapamos la olla con un plato hondo lleno de agua y encima del plato la tapa de la olla.
Cocinamos con mucha dulzura hasta que la coliflor esté hecha, entre 20 y 25 minutos vigilando que no se pase el tiempo de cocción. ¿Cómo? Muy fácil. Cuando lleve 10 minutos destapa, quita el plato y aprovecha para sacudir la olla de forma que los brotes de abajo pasen arriba. Comprueba la cochura y calcula el tiempo que le quede. Procura hacer esta operación lo más rápido posible y está totalmente prohibido remover el guiso con cuchara o similar.
Cuando esté hecha sacamos la cabeza de ajos y la ponemos en un plato. Con tenedor y cuchillo separamos las cáscaras de los dientes y hacemos una pasta con la pulpa de los ajos y la echamos por encima. Servimos muy caliente.

Tus ingredientes ecológicos en La Garbancita
Disfrutar de una alimentación saludable está en tus manos
Visita la tienda