Remedios naturales para el dolor de estómago, cólicos y problemas digestivos

En fiestas y celebraciones no falta el encuentro entre familiares y amigos, con la comida como motivo de alegría y festejo. Aflora con fuerza el deseo, el placer, el desmadre en casa y en la mesa. La fiesta consiste en eso: rebasar las constricciones sociales impuestas a nuestro cuerpo y suele ocurrir que nos pasamos comiendo y bebiendo de más, pero luego nuestra salud nos pasa factura. Pues eso, si nos hemos pasado, conviene tomar medidas para no enfermar, por ejemplo, tomar alimentos depurativos de temporada y mejor crudos: naranja, limón, manzanas, calabaza, alcachofas, remolacha, ajos y cebollas a mogollón, todo tipo de coles…
En el desorden alimentario esporádico o diario resulta prioritario cuidar bien, principalmente, nuestro sistema digestivo, además de reflexionar sobre la alimentación que practiquemos en la vida que hagamos. ¿Qué podemos hacer con las molestias digestivas más comunes? Sin duda, poderles un pronto remedio porque son muy desagradables, y en esto pueden ayudarnos los remedios naturales de toda la vida en forma de alimentos que tomar, infusiones o decocciones. Os dejamos aquí una pequeña muestra:

ALIMENTOS

Ajo crudo
El consumo regular de ajo, mejor crudo, facilita siempre una buena digestión.
Jugo de col
Mejorar la digestión: licúa 1 hoja de col en medio litro de agua y añade unas gotas de limón. Toma un vaso 1 vez al día.
Precauciones: las personas que sufren hipotiroidismo o que tomen medicamentos que alteren la coagulación de la sangre no deben consumirla.
Jugo de rábano
Alivia la indigestión: Haga un jugo con un rábano mediano por cada taza de agua. Tome en ayunas.
Precauciones: las personas con cálculos en la vesícula biliar o con problemas en el tiroides deben abstenerse de consumirlo.
Jugo de penca de sábila (aloe vera)
Para refrescar el estómago por acidez prepara este jugo: una cucharada del líquido de penca de aloe vera por cada taza de agua, licuada con 1 taza de jugo de fruta (naranja, pera, manzana o la mejor de temporada). Tómala en ayunas durante 9 días.
Precauciones: las personas que tomen medicamentos para las enfermedades del corazón deben abstenerse de usarla.

DECOCCIÓN

Jengibre
Es estupendo para mejorar la digestión. En una taza de agua puesta en el cazo, añadir tres rodajas ralladas de este rizoma y hervir durante 5 minutos. Deja reposar 10 minutos. Tomaremos esta decocción entre una y tres veces al día, depende de los síntomas y del alivio encontrado.
Precauciones: las mujeres gestantes deben consumirlo con moderación. Las que estén en época de lactancia, los niños menores de dos años y las personas con gastritis o que sufran de úlceras digestivas deben abstenerse de usarlo.

INFUSIONES PARA ALIVIAR DOLENCIAS ESTOMACALES

En todas ellas ponga una taza de agua a calentar en un cazo y cuando hierva eche el producto. Deje reposar durante 10 minutos, colar y tomar en las cantidades indicadas.
Tallos de apio fresco
Una cucharada colmada de tallos de apio picados. Tome una taza 3 veces al día mientras tenga los síntomas.
Precauciones: no se debe tomar durante la gestación.
Albahaca
Tres hojas hermosas de albahaca o una cucharadita rasa de esta hierba seca. Tome después de las comidas.
Precauciones: usar moderadamente en niños, gestantes y lactantes. No se debe usar por más de nueve días seguidos.
Orégano
Una cucharadita de hojas y flores de orégano (colmada si es fresco, rasa si está seco). Tome una taza 3 veces al día.
Precauciones: las mujeres gestantes y en época de lactancia deben consumirla con moderación.
Manzanilla
Además de aliviar el dolor de estómago, es ideal para los cólicos digestivos. Una cucharada rasa de flores de manzanilla por infusión y tomar 3 veces al día mientras tenga los síntomas.
Hinojo
alivia el dolor digestivo, los cólicos y mejora la digestión; tomarlo en infusión: siete cucharaditas rasas de flores y frutos por taza tres veces al día mientras estén presentes los síntomas.
Hierbabuena
Mejora la digestión tomando una infusión de ocho hojas frescas, o su equivalente en seco, tres veces al día mientras persista este malestar.
Precauciones: las mujeres gestantes o que estén en época de lactancia, los niños menores de dos años y las personas que tomen medicamentos para la gastritis deben abstenerse de consumirla.
Mejorana
Una cucharadita de hojas y flores por taza tres veces al día mientras dure el dolor de estómago.
Precauciones: las personas que sufren de asma o padecen obstrucción intestinal deben abstenerse de usarla. No se debe usar en altas dosis ni por tiempos prolongados.
Canela
Un cuarto de cucharadita de canela molida o entera y una rodaja de limón. La tomamos dos veces al día mientras tengamos síntomas de dolor gástrico.
Precauciones: no la deben consumir mujeres durante los primeros meses de gestación, cuando estén lactando, ni los niños menores de dos años. En dosis altas, la canela puede causar náuseas, vómito y problemas en los riñones.
Boldo
Ideal para las intoxicaciones estomacales y ardor en la boca del estómago. Hacer una infusión de tres hojas por taza y tomar dos veces al día (en ayunas y en la noche) mientras perduren estos malestares.
Precauciones: la infusión no debe estar muy concentrada: se recomienda usar un máximo de 3 hojas por taza de agua. Usar con moderación durante la gestación o la lactancia.
Para endulzar los jugos, decocciones o infusiones recomendamos la miel o la stevia.