Alternativas a las dietas enfermantes

Prensa, radio y sobre todo las televisiones nos bombardean con informaciones de alerta sobre las “dietas milagro”, esas que demasiadas personas ponen en práctica para quitarse el sobrepeso del cuerpo. Nos alarma antes no cumplir con los cánones publicitarios de belleza, que saber si aportamos a nuestro organismo los nutrientes necesarios, el tipo de ejercicio que practicamos o cómo manejamos el estrés.

Los profesionales de la salud nos aconsejan la dieta mediterránea tradicional, aquella que usa alimentos frescos y de temporada o conservados de forma artesanal, procedente de cultivos o granjas cercanos, cocinados en casa, en el día y al modo de nuestras abuelas.

Sin embargo ese no es el patrón alimentario de hoy día. La producción agroalimentaria industrial precisa de una gastronomía a su servicio que pone una vela a dios para no enfermar, y otra al diablo para comer lo que nos mata. La publicad de alimentos en la TV es harto elocuente: estupendos cuerpos infantiles o femeninos deleitándose con chocolates sin apenas cacao y mucha grasa, embutidos, bollería industrial, helados y un largo etcétera de comidas basura.

Sin embargo, día a día vamos descubriendo cómo los productos vegetales del agronegocio, además de estar plagados de químicos que causan la muerte, resulta que tampoco contienen los fitoquímicos y micronutrientes necesarios para mantener en forma nuestro sistema inmune. Estos se encuentran en las frutas y verduras de producción ecológica. Pero, ¿Cuáles son y en qué vegetales se encuentran?
Es bien fácil: poner en nuestra dieta vegetales de diferentes colores. ¿Cuáles?

Este es el arco-iris de la buena alimentación. Tachai nº 45

GuardarGuardar